Y Cía… con Natalia Docampo en el tren: Última estación

El vaivén del tren, no me impidió verla entrar, arropada, por el gentío que la arrastraba.

Su pequeña estatura y su caminar bamboleante, no le quitaban elegancia. Sus cabellos blancos, tan blancos como su piel, me recordaron, a mi más tierna infancia. Me levanté, le tendí la mano para que ella se sentara. Me sonrió y aceptó mi asiento con una dulce mirada.

@nataliadocampo

 

Anuncios
Publicado en "...Y Cía", Natalia Docampo | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario