El PP avergüenza

Al Ministro de Hacienda no le duelen prendas al gritar a los cuatro vientos que las bajadas de impuestos son una zanahoria que se pone a los de a pie cuando están cerca de las elecciones y que, por lo tanto, hasta que no tengamos cerca una convocatoria electoral de bajar impuestos nada de nada.

Montoro con su habitual prepotencia nos está llamando burros, y al personal nos entran unas ganas de apergollarle que a duras penas podemos controlar. El Ministro la humildad y la modestia no las ha conocido nunca, se cree por encima del bien y del mal a pesar de que el Tribunal Supremo haya declarado nula la amnistía fiscal que hizo en 2012 para salvarle el culo a sus colegas.

La actitud de Montoro es inaceptable sin lugar a dudas, pero nada nos extraña ya que está en consonancia con la línea del PP. Debe ser que, al cruzar la puerta de Génova, personas que han sacado oposiciones dificilisimas, para las que se necesita cierto nivel, de repente se vuelven idiotas totales y no se enteran de nada.

La cúpula de Aznar ha estado testificando en el juicio de la trama Gürtel y todos ellos han venido a decir que fueron elegidos no por ser los más aptos para el cargo sino por todo lo contrario. Ninguno de ellos sabía nada de lo que estaba pasando, no les constaba que en el PP hubiera una caja B, ni cómo se hacían los pagos, ni si determinados contratistas como Correa se paseaban por la sede del PP como Pedro por su casa.

Arenas, Acebes, Álvarez Cascos, Mayor Oreja y Rato no tenían ni puñetera idea de cómo se las gastaban Álvaro Lapuerta o Bárcenas mientras fueron tesoreros del PP.

Ante tanto despliegue de ignorancia podemos entender que Bush les engañara con el asunto de las armas químicas, o que les pilláramos cuando intentaron colarnos la mentira de que ETA había sido la culpable del 11M.

Para los que defienden la tesis que estuvimos en manos de una panda de imbéciles que afortunadamente ya no están en el gobierno, lamentamos recordar que a finales de julio Rajoy tendrá que comparecer en la Audiencia Nacional para decir que tampoco sabe nada, que no le consta nada de nada porque tanto Álvaro Lapuerta como Bárcenas hacían y deshacían con plenos poderes y sin tener que dar cuentas a nadie con lo que se deduce que son ellos los que han convertido al PP en un partido corrupto.

Se mire por donde se mire a muchos nos avergüenza tener en el gobierno un partido donde unos cuantos son corruptos, otros pocos son imbéciles, otros muchos prepotentes, la mayoría unos soberbios y todos ellos nos tratan a los de a pie como idiotas.

La verdad es que en Génova pueden tratarnos como quieran pero lo único cierto es que todos ellos nos avergüenzan a todos los españoles, incluso a sus votantes.

Galiana

 

 

 

Publicado en Columna de opinión, Periodismo | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios