Miradas furtivas: Omnívoro, pero también carnívoro

 

Esta manía de intentar meterse en cada rincón de nuestras vidas no respeta ni siquiera lo que comemos. He de reconocer que yo como de todo, soy poco selecto y menos escrupuloso, lo que se decía (antes, no se ahora) de buen comer. Y agradecido un rato, todo me sabe bien y no es por deferencia a quien lo haya cocinado sino porque disfruto comiendo.

 
Me gusta también la carne, ya me gestiono yo las veces que la como y cuál cómo, básicamente por el precio que tiene y por lo que yo considere conveniente.
 
No creo yo que los pedos de las vacas sean tan apocalípticos como les ha dado por decir a los telepredicadores de turno.
 
Hagan el favor de no meterse en mi despensa, ni en mi vitro ni mucho menos en mi plato.
 
Dejen a las terneras y a las personas en paz, si no es mucho pedir.
 
 

@joseraigal

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Fotografía, Miradas furtivas y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s