¿Volvemos al siglo pasado?

Tenemos un Presidente de gobierno, no sabemos por cuánto tiempo, y una legislatura que apunta que va ser movida no, lo siguiente.

Todo ello arropado por un Congreso dividido (multicolor que es más moderno). Sin un centro que mantenga la calma entre una crecida, soberbia, corta de miras, ambiciosa y personalista izquierda, y una aguerrida, clasista, rencorosa, rabiosa y dispuesta a todo por recuperar el poder derecha.

El nuevo año le ha traído a nuestros políticos lo que habían pedido en su carta a los Reyes Magos. Lo que habíamos pedido los de a pie está por ver aún.

Sánchez, por fin, es Presidente del gobierno sin que nadie tenga que decirle que lo era por la puerta trasera (léase moción de censura y otras zarandajas). Iglesias y Montero le han gritado a los suyos, por enésima vez, su famoso lema: “Sí se puede”, y se sentarán en el Consejo de Ministros.

El pulso entre Los Picapiedra sigue, que nadie piense que todo va a ser miel sobre hojuelas, ahora que ambos son Presidente y Vicepresidente del Gobierno. Son dos gallos en el mismo corral, dos egos que van a chocar más de lo que deben.

A nadie se le escapa que cada persona que se siente en el Consejo de Ministros tendrá que pagar lo que prometió por hacerse con sus cargos. Los de a pie sufriremos la letra pequeña de cada acuerdo con los diferentes partidos con los que les han aupado para llevarles hasta allí.

Por si esto fuera poco tenemos a la derecha rebrincada.

Casado ha decidido, asesorado por Cayetana Álvarez de Toledo, achicar el espacio a Vox con todas sus consecuencias. Hará todo lo que esté en su mano por provocar una convocatoria electoral adelantada, y no quiere que Abascal sea el próximo Presidente del gobierno, así que toca ser el malo de la peli.

En Vox van a seguir a lo suyo, de frente, sin artificios, y cuanto más exciten al personal mejor. No necesitan un Satisfyer para tener felices a los suyos, con los 52 diputados les vale para poner en jaque alguna que otra ley ya asentada mientras agitan la calle.

Arrimadas todavía no es la lideresa de Ciudadanos aunque ejerza como tal. Esta chica prometía en Catalunya pero Madrid le viene grande. En cuanto se sale del tema del Procés no sabe qué hacer salvo demostrar lo clasista que es. La nueva casilideresa de los naranjas, sí sigue por ese camino, será recordada por el famoso  lema: ¡Qué mona va esta chica siempre!

No llevamos ni dos semanas de 2020 y sentimos la pesadumbre en el cogote como si estuviéramos ya en diciembre. Esa sensación de estar viviendo los convulsos años 20 del siglo pasado, ¿será que vamos camino de repetir la historia? Esperemos que no.

Galiana

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en La columna de los lunes, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Volvemos al siglo pasado?

  1. Pingback: ¿Volvemos al siglo pasado? – Manuel Aguilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s