Natalia Docampo: Nihilista

¡Nada de lo que le rodea le satisface! Maldita edad del pavo.

 Si su padre dice algo, él rezonga por lo bajo, pone los ojos en blanco y se queda como si no existiera. Si se lo digo yo, me da unas voces y la espalda

 Si hay algo que contar, por supuesto a nosotros, ni soñarlo.

 Ay! juventud divino tesoro que te vas para no volver ¡Y ni puñetera falta que hace!

 Una tarde me lo encontré tendido en su cama y no dijo nada por mi intromisión en su santuario.

 Y de pronto, como por ensalmo, me miró a los ojos y me dijo:

 -Mami, esta vida es una mierda, cuando yo tenga cincuenta años tú y papi estaréis muertos.

 Vi en su cara algo que hacía tiempo no había visto. Esa cara que ponía cuando era pequeño y le decía que íbamos al médico. Mitad preocupación, mitad resignación.

 ¡Qué contrariedad!

 Me acerque a él y le abracé meciéndome en mi regazo. ¡Qué pena que se sintiera desamparado!

 No supe qué hacer para consolarlo. Después de todo estaba en lo cierto.

 

@nataliadocampo 

 

 

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en "...Y Cía", Natalia Docampo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s