Rafael Hernando, machista oficial del reino

Parece, solo lo parece, que Pablo Iglesias y los suyos están empezando a distinguir entre los modos y maneras que un político debe tener en la calle y cómo comportarse en las instituciones.

Es de agradecer que el tono agresivo y faltón que hasta la pasada moción de censura nos tenía acostumbrados Podemos haya mudado. Para que luego digan que el uso de la chaqueta y la corbata no tienen consecuencias. Desde que Pablo Iglesias hace uso de estas prendas en las instituciones su lenguaje es algo más moderado. El Congreso ha recuperado la función que siempre ha tenido, nada que ver con un plató de TV al que le convertía el líder de la formación morada.

Tanto están moderando las formas que los dóberman del PP, entre los que se incluye el siempre desagradable Rafael Hernando, son ahora los que con sus salidas de tono agitan a la Cámara Baja, sobre todo a las mujeres.

El portavoz del PP en la Cámara Baja es un impresentable, machista, retrogrado y no, no debería ocupar el cargo que ostenta porque falta el respeto a las mujeres constantemente.

Sujetos como éste, salidos directamente de la época del cromañón, deberían ser repudiados incluso por sus propias compañeras, las de su propia bancada. Si, sobre todo por sus compañeras, porque flaco favor hace a las mujeres, cada vez que este tipo abre la boca.

Es comprensible que en su labor como dóberman muerda, pero este tipejo confunde hincarle el diente al enemigo con provocaciones que le hagan saltar y quedar retratado, y atacar constantemente a las mujeres con desprecio.

Alguien debería decirle al machista Portavoz del Grupo Parlamentario del PP en el Congreso, que las mujeres se dedican a la política con independencia de sus relaciones sentimentales.

¿Acaso mujeres que llevan toda su vida en política como Celia Villalobos, casada con Pedro Arriola, asesor desde hace años del PP, no se sienten aludidas y ofendidas cuando Hernando insinúa que determinadas diputadas están ahí porque se relacionan sentimentalmente con otros políticos?

¿Soraya Sáenz de Santamaría no tiene nada que decirle a Rafael Hernando cuando ningunea a las mujeres políticas? Hasta donde todo el mundo sabe ella es la vicepresidenta del gobierno y él solo un diputado que ejerce de Portavoz por el dedazo de Rajoy.

Otra que debería llamar a capítulo al rancio de Hernando por su desprecio hacia las mujeres sería Dolores de Cospedal. El empresario López de Hierro, su marido, se está haciendo de oro gracias a los diferentes cargos que ocupa su esposa.

Alicia Sánchez Camacho es otra diputada a la que se le deben de revolver las tripas cada vez que escucha los desprecios que su compañero de partido suelta por su boca contra las mujeres.

Podríamos seguir enumerando mujeres políticas del PP a las que maldita la gracia que les hace que Rafael Hernando sea su portavoz en el Congreso.

Tipos como éste no deberían estar en la vida pública, pero se le coloca ahí porque para desgracia de las mujeres tiene su público, y los machistas que son como él votan al PP.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Rafael Hernando, machista oficial del reino

  1. Más claro, el agua cristalina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s