Miradas furtivas: Pastillas de freno

 

Sabanas limpias, ambiente relativamente silencioso, comida sabrosa pero sana (si, es posible, que tenéis mucho vicio), atención profesional… una temporada en el hospital sienta de maravilla como forzada desaceleración para quienes vivimos en una revolución permanentemente pasada de vueltas. Sobre todo cuando se pasa la crisis inicial que nos llevó allí.

Cada vez falta menos para el retorno de Galiana. Reparada, más descansada, con renovados bríos…

@JoseRaigal

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Fotografía, Miradas furtivas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s