Miradas furtivas: Cortejo digital

 

 

 

Una mañana soleada tomas el café, cargas las baterías y te echas a la calle con la cámara, esperando encontrar algo que llame tu atención.

Otros, en cambio, como tú también has hecho a veces, se llevan ya preparado el objeto de sus fotografías, sin duda como parte de ese ritual milenario del apareamiento que acabará perpetuando la especie humana, más allá de la sonrisa mirando al objetivo, la apertura del diafragma o el click del disparador.

@JoseRaigal

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Fotografía, Miradas furtivas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s