Queda menos para el domingo

Pendientes del PSOE, o mejor de sus primarias, porque nunca ha sido lo mismo el jabón que el hilo verde aunque todo sea para la ropa. A los socialistas les va la vida en lo que tenga que suceder el domingo, y al resto de formaciones políticas no les da la vida. No les da la vida porque ni al PP, ni a Podemos, ni a Ciudadanos quien se alce con la victoria en el PSOE les va a dejar indiferentes, todo lo contrario, el futuro de todos ellos depende del lado del que se incline la balanza.

En Génova le tienen especial inquina a Sánchez, nunca lo han disimulado ni van a hacerlo a estas alturas de la película. Rajoy no es de los que perdonan con facilidad, y no es la primera vez que demuestra que Sánchez se le ha atragantado. El líder del PP hasta que no vio como los socialistas de pro le ponían de patitas en la calle no respiró tranquilo. No contó con que Pedro tenía a un grupo de fieles, los Sanchitas, dispuestos a seguir con la tontería del no es no hasta las últimas consecuencias. Rajoy “ha cortejado” públicamente a Susana Díaz porque con el aparato de Ferraz se entiende mucho mejor, son los que representan la vieja política, el dontrancredismo, y todos los valores que, salvando las distancias, él les tiene fe. Para Rajoy lo importante es la alternancia en el poder entre PP y PSOE, el respeto al bipartidismo, no dejar que vengan advenedizos populistas a meter la cuchara.

En Podemos estuvieron en un tris de organizar una orgía cuando Sánchez tuvo que salir del PSOE por la gatera, de noche y a escondidas. Iglesias se hizo una muesca en el revólver y le dio por muerto antes de tiempo, es lo que tiene no entender todavía muy bien el funcionamiento del mantra político sobre asegurarse de un cadáver muy bien porque controlar a un resucitado es casi un imposible. El líder de la coalición morada está convencido que merendarse a Susana va a ser coser y cantar. Alguien debería decirle a este chico que su ambición desmedida le está jugando más de una mala pasada, y que lo de cometer el mismo error en política tiene un precio que tal vez, solo tal vez, no pueda pagar.

En Ciudadanos procuran no meterse en los líos de los demás. Ellos van a lo suyo, que dista mucho de ser lo de todos. Albert Rivera hace política, su política, y en ella no se contempla la intromisión en los follones internos del resto de partidos. La imagen que vende es la del yerno perfecto, lo de Enfant terrible se lo deja a Iglesias porque a él no le gusta ir del malote de la clase sino del pijo  que es el rey del baile de fin de curso. No es que le dé lo mismo Pedro que Susana, pero prefiere no pronunciarse. Llegado el caso uno de los dos será el líder de Ferraz y prefiere estar a bien con todo el mundo para sacar la mayor tajada posible. ¡No es listo ni nada el catalán!

¡Ya va quedando menos para el domingo! De aquí a entonces todos calvos.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Queda menos para el domingo

  1. Pingback: Queda menos para el domingo – Manuel Aguilar

  2. Gustó leerte. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s