PSOE, entre Guatemala y Guatepeor

Estamos en la semana crucial del PSOE, donde el socialismo español decide su futuro para bien o para mal.

¿Cómo un partido con más de cien años de antigüedad ha llegado a este momento? Tratar de resolver los cómos, los porqués y demás interrogantes que atañen a esta cuestión es enrocarnos en lo de siempre, y así no se avanza hacia ninguna parte, así lo único que se consigue es quedarse en una tesitura que ni vence ni convence a nadie.

El PSOE lleva años viviendo de las rentas de Felipe González. Al tipo lo de ser jarrón chino nunca le ha gustado y desde la sombra ha seguido manejando el partido a su antojo.

El problema del PSOE no es solo González, ojalá. Ni siquiera esta guerra civil interna entre los Susanistas y los Sanchistas que tiene lugar con el permiso del Pagafantas de López. La verdadera cuestión radica en la falta de miras al futuro que presenta el socialismo, en la incapacidad de poner en valor una nueva socialdemocracia.

Susanistas y Sanchistas es evidente que no tienen ni puñetera idea de cómo llevar al PSOE hacia el siglo XXI.

Los Susanistas están mangoneados, que palabra tan horrible, por el aparato del partido. Éste sigue empecinado en dejar que las cosas sigan como siempre, en un inmovilismo estilo Rajoy que nunca ha dado resultado en la izquierda. Son portadores de una ceguera brutal y bestial, pero lo peor es que están plenamente convencidos que los ciegos son los Sanchistas, y bajarles de la burra es complicado.

Frente al aparato del partido no están los militantes de base, ni siquiera los Sanchistas, está la propia evolución que el siglo XXI reclama del socialismo.

Los Sanchistas están liderados por un Kent con complejo de Dios. Un tipo que pretende vivir de la política porque sabe que en el paro sólo se sobrevive. Cierto que la fachada es impresionante, pero dentro no hay nada. Nada de nada. No supo estar a la altura de las circunstancias, no en una sino hasta en dos ocasiones en las que se le pidió y no fue capaz de dar con la solución. Vende una podemización del partido a lo que la pregunta es ¿desde cuándo el socialismo y el populismo son la misma cosa?

Llegados a este punto es una pena que López haya aceptado representar el papel de Pagafantas. El político vasco da para mucho más que para ser un mero peón del partido, no es justo lo que le ha pedido Ferraz pero él solito se metió en el fregado y es de suponer que sabía el riesgo que corría porque tonto no ha sido nunca.

Sean Sanchistas o Susanistas el domingo uno de los dos se alzará con el triunfo en Ferraz. Los militantes habrán tenido que elegir entre dos opciones que no responde a la realidad social, es decir, como de un tiempo a esta parte habrán optado entre Guatemala y Guatepeor.

Galiana

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a PSOE, entre Guatemala y Guatepeor

  1. Me pregunto si el PSOE levantará cabeza algún día? Creo que tal y como van se irán directo al abismo…

  2. Pingback: PSOE, entre Guatemala y Guatepeor – Manuel Aguilar

  3. El mal de los partidos es que no se adelantan a una verdadera forma de hacer distinta, frente a un tiempo distinto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s