En busca del aborregamiento perdido

El PP está empeñado en hacer que la próxima generación sea una panda de tarugos sin cultura ni educación alguna. Su afán por conseguirlo les ciega. No son conscientes de las consecuencias tan nefastas que todo esto puede tener a futuro para la sociedad española.

Para quienes estén pensando que la finalidad del PP es conseguir una sociedad mansa, sin capacidad de reacción ni discernimiento, a la que poder controlar con mayor facilidad, lamentamos aguarles la fiesta ya que los motivos son aún peores. En Génova buscan el aborregamiento de la siguiente generación no por controlar a una panda de cenutrios, que también, sino por tratar de solucionar la desbordante problemática que el gobierno tiene sobre la mesa.

El problemón consiste en tener una generación con una preparación como nunca habíamos tenido. Jóvenes con una o dos licenciaturas, con más de un máster a sus espaldas, hablando un mínimo de dos idiomas con soltura.

Con un currículo como este deberían encontrar trabajo casi sin pestañear, misión imposible cuando el país tiene una Tasa de Desempleo Juvenil de casi el 43%.

Muchos de estos jóvenes sobradamente preparados han optado por hacer las maletas y escapar por tierra, mar y aire. Fuera de nuestras fronteras están encontrando trabajo adecuado a la preparación que tienen. Es un nuevo éxodo, como en los años sesenta, pero a diferencia de aquel ya no son mano de obra barata. Ahora tienen una preparación que les permite optar a trabajos cualificados acordes con la misma, no tienen el impedimento de la barrera del idioma, y al ser miembros de la UE pueden moverse por la eurozona como si se tratase de suelo patrio.

Los jóvenes que no optan por marcharse se quedan aceptando trabajos inadecuados a la categoría profesional para la que han sido formados. Además de tener que conformarse con unos salarios precarios y un temporalidad que les impiden independizarse de sus familias. Lo que vienen siendo un futuro negro no, lo siguiente.

El gobierno, ante esta situación, ha buscado un iluminado que les diga cómo evitar que la siguiente generación tenga un perfil laboral parecido. No quieren jóvenes con un exceso de formación, sino con lo básico para que únicamente sus aspiraciones sean optar a un trabajo con una categoría laboral baja sin sentirse frustrados por ello.

Manera de resolver que esto suceda en el futuro, aborregar al personal desde abajo. Para ello van a permitir que los estudiantes puedan titular en la ESO con dos suspensos. Sin conocimientos pero con título.

¡Bravo por el iluminado que ha tenido la feliz idea!

Lástima que nadie piense en las consecuencias devastadoras que conlleva recuperar el aborregamiento de generaciones pasadas. Como por ejemplo el regreso a una sociedad machista con el consiguiente repunte en la violencia de género, como si la cifra de mujeres asesinadas por este motivo no fuera ya para salir corriendo.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a En busca del aborregamiento perdido

  1. Pingback: En busca del aborregamiento perdido – Manuel Aguilar

  2. Llevamos muchos años perdidos… y dormidos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s