Adictos a la tautología

La política española, y sobre todo los políticos de este país, se cayeron de pequeños en la marmita de la tautología, y aquí estamos los de a pie aguantando lo que no está escrito porque nos falta lo que hay que tener para colgarnos el bolso de caperucita con peineta incluida y mandarles a paseo sin dejarnos ni uno.

La tautología no es más que repetir de forma cansina y hasta la saciedad, con apenas variaciones en las palabras, el mismo pensamiento, sin avanzar ni un milímetro en la información. Este tipo de religión es lo que a las formaciones políticas de nuestro país se les da de vicio, porque a perogrulladas y a ser redundantes no les gana nadie.

El PP, el PSOE, Ciudadanos y Podemos se calzan, juntos y por separado, el gorro de la tautología, día sí día también y el del medio para que no falte, con un arte que resulta vomitivo para el intelecto de cualquiera que sea capaz de pensar mínimamente.

Los de Génova, con Rajoy como máximo exponente no se cansan de repetir que estamos saliendo de la crisis porque se genera empleo. Lo que no dicen desde el gobierno es la precariedad del mismo, eso ya lo descubriremos los de a pie por nosotros mismos.

En Ferraz lo de no tener líder no es eximente para caer en la tautología, ya vivían allí antes del follón que tienen ahora, y con toda probabilidad continuarán allí domiciliados. Si nos remontarnos a los tiempos de Maricastaña basta con recordar el no es no que ahora es si es si de Pedro Sánchez, o el PSOE 100% de Susana Díaz. Ninguno de ellos sale del mantra, ninguno explica en qué va a consistir el PSOE del siglo XXI, con lo que ambos siguen en la religión de la tautología.

En Ciudadanos se apuntan al tema desde el momento en que se han erigido como los adalides contra la corrupción. Dicho así queda muy bien, pero la letra pequeña dice otra cosa. Cada vez que en las filas de su socio, el PP, sale un nuevo corrupto además de llevar todas la papeletas en la rifa de la tautología se dan un baño de falsedad que ni Judas en la última cena.

Podemos derrocha tautología por todos y cada uno de sus poros. En esta cuestión, como en las demás, se mueven con excesos y desmesura. Es una lástima que tanto despliegue de medios no pase del puro espectáculo televisivo del que tan sobrado está la política española. Con tanto rollo macabeo han dejado el espíritu del 15M a la altura del betún. Ya no cuela ni la casta ni la trama, lo suyo es montar el pollo con cámaras delante y un par de Coca-colas.

¡Qué viva la tautología reinante en la política española! Ahora que como a los de a pie nos dé por sacar la tabla de la verdad les va a entrar a todos una tembletera de aúpa.

Galiana

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Adictos a la tautología

  1. Esta muy claro que les importa un bledo que los de a pie nos entre la temblera. Un bledo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s