La pela es la pela

Catalunya es un grano en el culo de Rajoy mucho mayor que el de la corrupción, y eso que este tema le saca de sus casillas al Presidente del gobierno.

El Presidente ha demostrado en todo este tiempo que no tiene ni puñetera idea de cómo afrontar la cuestión catalana, en el resto de cuestiones tampoco es que esté resultando brillante aunque se le da muy bien aplicar los dictados de Merkel. El dontrancredismo aplicado por el Gobierno de España en lo relativo al procés es más que evidente, y como estaba previsto no ha frenado el desafío independentista porque el inmovilismo sirve para engrosar los problemas a la par que los mantiene en el tiempo pero no los resuelve.

Rajoy, siendo fiel a sus principios, en lo referente al procés independentista ha aplicado la misma táctica que para enfrentar otro tipo de problemas, esperar que un iluminado le traiga la solución.

El iluminado ha pensado en el archiconocido refrán que lleva aparejado un catalán sobre que “la pela es la pela”, y le ha soplado en la oreja a Rajoy que soltando dinero a espuertas el asunto se finiquitaba. Nada menos que 4.200 millones de euros para invertir en infraestructuras, una cantidad más que suficiente para mantener a raya las aspiraciones soberanistas de Junqueras, Mas y compañía.

Tanto money sobre la mesa le ha impresionado hasta a Rajoy, quien ha visto la luz en lo que concierne al tema del independentismo. El Jefe del Ejecutivo se lo vende a los catalanes, sobre todos a los empresarios partidarios del independentismo, como que España va a estar ahí, ayudando a crecer y para lo que se necesite, a la par que hace pedagogía con que mejor dentro que fuera.

Un momento, que tanta inversión de parné tiene sus pros y sus contras.

Es indudable que la acción de Rajoy llega tarde, como siempre. Llega tarde porque después de tanto ruido con el independentismo la brutal cantidad de dinero parece una compra, un chantaje, más que una inversión real.

Muchos independentistas piensan que recibir 1.000 millones de euros al año hasta 2020 no es suficiente para que cierren el pico y dejen a un lado el asunto del procés.

Si el tema de la independencia de Catalunya se para cuando hay dinero de por medio, a los de a pie no nos queda otra que pensar que aquí lo que cuenta es el dinero, que el resto es pura fachada.

Si los independentistas agachan la cabeza con el money que les da Rajoy, más la condonación de la deuda que tienen con Hacienda anunciada por Montoro para todas las CCAA, se vendría a demostrar que funciona agitar la bandera del independentismo cada vez que se necesita dinero, en Cataluña como agua de mayo.

En el caso que los independentistas aceptasen la propuesta de Rajoy y se “olvidasen” de la cuestión catalana hasta 2020 quedarían como unos peseteros. Si no quieren llevar colgado ese cartel les tocar seguir con el empecinamiento de independizarse enseñando el dedo corazón al Gobierno de España.

Pase lo que pase el precedente está ahí. Aviso a navegantes, en Euskadi o Galicia ya saben lo que tienen que hacer para conseguir que Rajoy afloje la cartera.

Galicia

 

 

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La pela es la pela

  1. Tienes más razón que una santa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s