La pregunta del millón

La pregunta que está en la mente de todos los socialistas: ¿dónde va el PSOE? Es sin duda la pregunta del millón porque la respuesta que ofrece ni está ni se la espera.

En mayo se celebrarán las primarias y durante dos meses veremos la pésima y frustrante estrategia de Ferraz por salvar al PSOE de sí mismo.

Por partes, que los lunes cuestan y más si son primaverales.

Para saber en qué consiste la estrategia de Ferraz hay que remontarse a cuando Pedro pierde las elecciones por segunda vez. Es cierto que Sánchez debería haber dimitido porque era evidente que los votantes, que no se nos olvide son los que importan, no le apoyaban. El enroque del todavía Secretario General con su “no, es no”, obligó a quienes controlan el partido a mandarle a casa de una patada en el culo aunque para ello tuvieran que constituir una Gestora y por ende mostrar que el partido era un caos. El desterrado salió por la puerta con el brazo en alto, un “volveré” escrito en la pared de su despacho y una camarilla de acólitos.

La herida que los socialistas tenían debido a los resultados negativos de las elecciones, en lugar de dejar de sangrar con la expulsión del Secretario General se hizo más grande ya que éste le plantó cara a la Gestora.

Ferraz decide que hay que parar a Pedro a como dé lugar. Se convoca “consejo de guerra”. Los ancianos de la tribu deciden sacrificar a uno de los suyos para frenar a Sánchez, el elegido es Patxi López, mientras preparan la puesta a punto de Díaz.

La presentación de Susana Díaz se hizo con todas las viejas glorias, en plan “aquí estamos porque hemos venido”. Aplausos para la cabeza pensante que ideó este show tan brutal, porque con tantas luces a todo meter, tanto ruido ensordecedor, tanta vieja gloria del socialismo, han convertido las primarias en una guerra entre Sánchez y Díaz y el sacrificio de López va a ser inútil.

Dicho todo esto ahora volvamos a la pregunta del millón ¿Dónde va el PSOE?

Susana Díaz tan arropada por el aparato del partido y todo lo que ello conlleva vende un partido con las mismas ideas, los mismos personajes de siempre. En resumen está marcando un “Gatopardo” en toda regla. Será con toda claridad la vencedora de esta guerra. El precio a pagar el socialismo español es alto. Si la apuesta no les sale bien no les queda otra que seguir los pasos del socialismo francés, y ya sabemos los líos que tienen más allá de los Pirineos.

Pedro Sánchez perderá no porque se haya enfrentado a la maquinaría de Ferraz, no porque se haya enrocado en su odio visceral a todo lo que huela a PP, perderá porque no pasa de ser un Kent cuando el PSOE necesita un Gladiator.

Patxi López sabía desde el principio cuál era su papel en todo esto, con lo cual se va a quedar como está. Su derrota la venderá Ferraz como el hijo pródigo que vuelve a casa y aquí paz y después gloria, por el contrario con Sánchez no será tan benévolo.

Tres candidatos, ninguno responde a la pregunta del millón, y así el socialismo no va a ninguna parte.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La pregunta del millón

  1. El tiempo esa variable implacable que pone en sus sitio a todo el mundo…incluída las viejas glorias…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s