Soltando la lengua por primavera

Esta primavera se lleva tirar de la manta, cantar por soleares, darle a la sinhueso sin parar, como cada cual quiera llamarlo, pero todos los que están con el agua al cuello están hasta el moño de pagar por pecados propios y ajenos.

A “los cantarines” del Caso Palau no les dolieron prendas acusando a diestro y siniestro. No iban ellos solitos a comerse el marrón. A la mierda el procés y la madre que lo parió, eso de ser los chivos expiatorios va a ser que no. Fèlix Millet y Jordi Montull saben que van al trullo pero por el camino se van a llevar a quien sea menester.

Pablo Crespo y compañía ya saben lo que es estar en presidio. Han callado para no delatar a quienes no debían delatar, con la confianza de no tener que estar ni un segundo más del debido en prisión. Visto lo sucedido con Urdangarin y Torres, culpables pero sin pisar la trena mientras la sentencia no sea firme, los principales cabecillas de la trama Gürtel valenciana están por la labor de soltar la mui para salir del talego. Tienen por delante más de 13 años por cumplir de privación de libertad y están decididos a soltar todo lo que saben, lo que intuyen y hasta lo que ignoran con tal de salir de allí. En el PP ya no saben cómo acallar a estos Golfos Apandadores, la única baza que les queda a los genoveses es que estos impresentables tienen pendiente de juicio la trama Gürtel de Madrid y hasta entonces juegan con ellos y con lo que está por venir.

Otro que está empezando a cansarse de estar en prisión preventiva es Francisco Granados. Quien fuera mano derecha de Esperanza Aguirre, y principal enchironado por el Caso Púnica, ya le ha dado un toque a la ex lideresa de los populares madrileños. Ni corto ni perezoso le ha pedido al juez Velasco que le tome declaración a la que fuera su jefa “a los efectos de que explique el papel que [él] desempeñaba en la Comunidad de Madrid; que indique qué influencia pudo ejercer sobre la gestión de otros consejeros, si tenía o no la supuesta superioridad jerárquica que se le atribuye en algunos informes de la UCO y para que señale qué influencia tuvo en la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana de Valdemoro”

¿Veremos a Aguirre dando explicaciones de cómo no se enteraba de nada al Juez Velasco? Descomunal lío en el que Granados ha metido a la que fuera su jefa dejando que ésta decida si quiere hacerse la tonta como Ana Mato y compañía, o confesar de una vez que pilotaba la nave del todo y para todo.

Granados ha pensado en todo, para que no se le acuse de querer embarrar a Aguirre solita, lo que pudiera parecer una venganza. Ha pedido que Jaime González Taboada, número tres de Cristina Cifuentes, sea investigado por no sé sabe muy bien qué ha pasado con la gestión de unos 1.000 millones de euros de la empresa pública Nuevo Arpegio SA, aunque según parece quien de verdad sabe de esto es David Marjaliza, el otro gran capo de la Púnica.

Es primavera, y al personal le ha dado por sacar la húmeda a pasear para disfrutar del sol en esta época del año sin rejas de por medio.

Galiana

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Soltando la lengua por primavera

  1. ¿Cuando explotará toda esta muerda que sólo hemos pagado y pagamos los de siempre?

  2. Pingback: Soltando la lengua por primavera – Manuel Aguilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s