Buscando divertimento nacional

Desde que tenemos gobierno con cierta estabilidad y no estamos pendientes de si se van a celebrar más elecciones en breve el show ya no nos divierte como antes.

Desde que somos conscientes que la dicotomía entre la vieja y la nueva política no fue más que una milonga, porque Podemos y Ciudadanos adolecen de los mismos “pecados” que el resto de formaciones políticas, a la ciudadanía le falta algo de cachondeo.

Pensar en la precariedad laboral, el futuro de las pensiones, las consecuencias que el Brexit puede traer al turismo sostén de la economía española, o en como “el ladrillo” está volviendo a las andadas, no nos parecen tramas con la suficiente enjundia que aporte a nuestras vidas carcajadas a tutiplén.

En este afán por buscar un divertimento nacional nos ha dado por pasearnos por los juzgados. Allí tenemos una rica y variada fuente de tramas, asuntos y demás para asegurarnos unos minutitos de jarana al día.

En Catalunya sube enteros el asunto del independentismo, la trama judicial de la familia Pujol/Ferrusola abre todos los informativos. Estuvieron mangando, supuestamente, lo que no está escrito a los catalanes durante décadas y comportándose como unos mafiosos. Con lo que estar al cabo de sus fechorías nos pone más de lo que reconocemos.

Por si las andanzas de los Pujol/Ferrusola no dieran para tenernos entretenidos, el Caso Palau ameniza la jornada del personal lo suyo. Millet y Montull expoliaron, presuntamente, la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música Catalana en beneficio propio y de Convergència, el actual PDECat de Artur Mas y compañía.

Mientras en Catalunya el mogollón de causas judiciales pendientes contra quienes están detrás del independentismo está ahí para deleite de los de a pie, los murcianos quieren también formar parte del “circo” y se apuntan a esto de montar un buen show con cuatro tontadas.

El presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, está siendo investigado (imputado de toda la vida de Dios) en el Caso Auditorio de Puerto Lumbreras por prevaricación, fraude, falsedad documental y malversación. El quid de la cuestión para los de a pie no está en ver cómo otro político más se lo ha llevado, supuestamente crudo, sino en cómo va a reaccionar Ciudadanos. La formación naranja le apoyó en la sesión de investidura a cambio de no tener las manos manchadas con la mierda de la corrupción. A los de Albert Rivera no les queda otra, si quieren tener una pizca de credibilidad, a nivel nacional, que mandar al presidente murciano a “freír monas”.

Los líos en Catalunya o Murcia soliviantan al personal lo que no está escrito, sobre todo porque aquí parece que no va a la cárcel ni el Tato. Los de a pie sienten que les están hurtando la diversión de ver entrar en la cárcel a Rato, Blesa o Urdangarin, y mucho se temen que los Pujol/Ferrusola, Millet, Montull, Sánchez y compañía corran la misma suerte en caso de ser condenados.

Galiana

 

 

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Buscando divertimento nacional

  1. Esta milonga es el cuento de nunca acabar de toda esta gentuza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s