Nos gusta Sálvame

avatar columna de opinión galiana 2016

En este país nos estamos acostumbrando a vivir en la imbecilidad supina. Es como si quisiéramos reducir todo lo que nos rodea a un Sálvame continuo y así nos va, que de los chismorreos y demás estamos más que al tanto, pero el resto se nos escapa.

Sabemos a la perfección donde se sientan en el Congreso los defenestrados de Podemos tras la caída en desgracia de Errejón después del resultado de Vistalegre II. Nos pone que lo importante de Irene Montero sea que es la pareja sentimental de Pablo Iglesias en lugar de analizar en profundidad su trabajo como portavoz de la formación morada.

Hacer un linchamiento contra Iñaki Urdangarin porque no va a entrar en prisión hasta que la sentencia del Caso Nóos sea firme nos provoca un orgasmo brutal. Nos importan un carajo las garantías procesales de todos los presos de este país, incluido el cuñado del Jefe del Estado, porque lo que queremos es “sangre” y si ésta es de color azul mucho mejor.

Tan entretenidos estamos en este Sálvame Deluxe tan particular que nos estamos perdiendo otros temas de enjundia tanto en el Congreso como en los tribunales, los cuales entroncan directamente el feo asunto del recate bancario que estamos pagando a escote los paganinis de siempre, ése que Rajoy dice nunca tuvo lugar.

La quiebra de las diferentes cajas de ahorro nos ha supuesto a los de a pie 61.500 millones de euros, solo Bankia nos costó la friolera de 22.429 millones de euros. Del dinero del rescate hasta septiembre del año pasado se habían recuperado sólo 2.686 millones. Como del resto del parné nadie da explicaciones ni nadie sabe nada, en el Congreso se ha creado una comisión de investigación sobre la crisis bancaria y el rescate de las cajas de ahorro. No es por criticar, pero de sobra sabemos para lo que sirven todo este tipo de comisiones “congresiles”, y lo mucho que se resuelve con ellas.

Será mejor que vayamos asumiendo, por eso de estar preparados para lo que tenga que venir, que sus señorías no van a encontrar cómo quienes tenían que estar el pendiente y vigilar que las cajas funcionaran como Dios manda no cumplieron con su cometido, ni qué pasó para que todas ellas se fueran al garete dejando unos pufos descomunales, ni cómo se lo montaron para saltarse todos los controles que supuestamente existían sin que a nadie le llamara la atención.

Miguel Ángel Fernández Ordóñez, por aquel entonces gobernador del Banco de España, se encuentra investigado (imputado de toda la vida para que todos nos entendamos) por autorizar la salida a Bolsa de Bankia, la cual desencadenaría el mayor fiasco financiero que hasta la fecha habíamos conocido. MAFO, (como se le conoce popularmente) debe estar muy contento pues ha unido su nombre al de ilustres Golfos Apandadores como Miguel Blesa, Rodrigo Rato, Sánchez Barcoj y compañía, los cuales tienen cuentas pendientes con la Justicia por haberse marcado un “Houdini” con el dinero de Bankia sin que el que fuera Gobernador del Banco de España se percatase de nada.

Los martes no deberíamos hacer este tipo de declaraciones de intenciones  que luego la semana se nos hace muy cuesta arriba.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Nos gusta Sálvame

  1. Pingback: Nos gusta Sálvame – Manuel Aguilar

  2. Es que todo esta degeneración me pone de los nervios puesto que sé que los de a pie nada podemos hacer…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s