Catalá, buen abogado del PP, mal ministro

avatar columna de opinión galiana 2016

Ruiz Gallardón fue un pésimo Ministro de Justicia, sobre eso pocas dudas existen. Lo hizo tan sumamente mal que se cargó solito su carrera política, pero ya lo dice el refrán “otro vendrá que bueno te hará”. Catalá no tiene ni puñetera idea de lo que significa ser ministro, y Justicia no sabe lo que significa ni aunque se lo explicaran con todo lujo de detalles.

Catalá en lugar de ejercer de funcionario público, que es lo que significa ser ministro, ha decidido que lo suyo es ser y ejercer como abogado del PP. Para ello nada mejor que abusar de su cargo. Sí, abusar del poder que conlleva ser la máxima autoridad de Justicia.

La tontería de la separación de poderes, ésa en la que se asientan las constituciones desde la revolución francesa como garante del Estado de Derecho, este gobierno se la salta a la torera cuando le conviene y para lo que le conviene.

La no injerencia en temas judiciales ni está ni se la espera cuando el PP está en los tribunales, día sí día también, acusado de corruptelas mil. Ya se intentó que los magistrados Espejel y López, afines ideológicamente al PP, formaran parte del jurado en la causa Gürtel. El descaro fue de tal envergadura que no coló.

Visto que elegir jueces para las causas contra el PP daba el cante, y para evitar el desamparo judicial, a la banda de Golfos Apandadores del PP compuesta por Bárcenas, Granados, Rato y compañía solo les quedaba hacer uso y abuso de la autoridad que tiene el ministro de Justicia.

Catalá se ha puesto manos a la obra por la necesidad de justificar el sueldo que le pagamos los españoles. Ha nombrado un nuevo Fiscal General, José Manuel Maza, de su entera confianza, lo cual es perfectamente normal. Éste, que sabe perfectamente por qué ha sido elegido, no ha dudado en llevar con presteza las tareas motivo de su nombramiento.

José Manuel Maza debe ser fan incondicional de “El padrino”, y su afición no está pasando inadvertida. Dado que al PP no hacen sino salirle casos de corrupción hasta de debajo de las piedras, tocaba mover a los fiscales de sitios. Manuel Moix, que no vio el tema de las Tarjetas Black, nuevo jefe de los fiscales anticorrupción y Jesús Alonso de la Audiencia Nacional. Controlando estas secciones el resto es coser y cantar.

La fiscalía de Murcia ha tenido la osadía de investigar por corrupto al Presidente de los murcianos, Pedro Antonio Sánchez, la cosa pasa por no facilitar la labor del fiscal. Dado que éste sigue con su manía de sacar los trapos sucios del PP se le retira la confianza y punto redondo.

Este tipo de actuaciones han puesto en pie de guerra a los fiscales. Éstos denuncian no poder realizar con independencia su trabajo en casos como la Púnica, los papeles de Bárcenas, o la trama del 3% de Catalunya. Acusan públicamente al ministro Catalá de estar ejerciendo de abogado del PP en lugar de sacar la cara por ellos.

Lo dicho, Catalá va a dejar en pañales a Ruiz Gallardón con su nefasta actuación como Ministro de Justicia destrozando la institución por tierra, mar y aire.

Galiana

 

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Catalá, buen abogado del PP, mal ministro

  1. Peppo dijo:

    Debería n reprobarle y luego dimitir por incompetente

  2. Pingback: Catalá, buen abogado del PP, mal ministro – Manuel Aguilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s