Mujeres cosificando a mujeres

avatar columna de opinión galiana 2016

En este país es complicado no, lo siguiente, el tema de la igualdad de género. Más de uno estará pensando que toca hablar de los permisos maternales y paternales, de la brecha salarial, de la falta de mujeres en los puestos de dirección y demás donde la desigualdad es más que manifiesta.

Los motivos de que vivamos en una sociedad donde la mujer siempre está un paso por detrás podrían ser consecuencia del daño que allá por los años ochenta hizo el anuncio de colonia para hombre Jacq’s. Las mujeres se dividieron entre las que buscaban desesperadamente un hombre con las cualidades que allí se describen y las que querían enfundarse en un mono de cuero con cremallera incluida.

De aquellos polvos estos lodos.

De los ochenta aquí ha llovido lo suyo y las que por aquel entonces eran adolescentes buscando a su Jacq´s terminaron por encontrarle, llegando incluso a matrimoniar con él. Resultó que el susodicho en cuestión era un tipo mafioso, estafador, ladrón, malversador de fondos públicos que las “obligaba” a derrochar a manos llenas la fortuna que estaban obteniendo con sus malas artes. Ellas obedecían ciegamente ya que estaban profundamente enamoradas. Tanto le amaban que decidieron convertir su vida en vestir de “Chanel”, llevar las mechas del pelo perfectas, acudir a eventos socio-culturales, y poco más.

Jamás de los jamases, en ningún momento de sus vidas estas mujeres se preguntaron de donde salía el parné para comprar en la mejor y más cara zona de la ciudad un palacio donde vivir, no se preguntaron cómo demonios había un Jaguar aparcado en el garaje de la casa, o cuánto costaba el ir a lucir palmito en las mejores estaciones internacionales de esquí.

Lo mejor de todo es que a la vista de tanto derroche sus maridos llamaron tanto la atención que a la fiscalía le dio por indagar. A resultas de sus pesquisas todos estos particulares y peculiares Jacq´s fueron acusados de ser malversadores, ladrones, estafadores y de cometer algunos delitos similares.

Ellas fueron llevadas a declarar ante los jueces acusadas de ser participes a título lucrativo de los delitos que les imputaron a sus maridos. Ante las preguntas de los jueces y fiscales todas y cada una de ellas alegaron un: “No me consta”, “Yo no me ocupaba de esos asuntos”, “En casa nunca hablábamos de su trabajo”, bla, bla, bla…

Todas ellas han preferido llevar el Sambenito de “mujer florero”, “rubias” o “tontas” a pesar de tener estudios superiores con lo que su alegación de desconocimiento era cuanto menos ridícula.

En nombre de las mujeres que nunca se plantearon buscar a Jacq´s, ni embutirse en un mono de cuero, habrá que darles las gracias a Cristina de Borbón, Ana Mato, Rosalía Iglesias (la mujer de Bárcenas tiene nombre) por cosificar con su actitud a las mujeres tanto o más que el dichoso anuncio de marras.

Galiana

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Mujeres cosificando a mujeres

  1. Pingback: Mujeres cosificando a mujeres – Manuel Aguilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s