Trump, May, Putin y la UE

avatar columna de opinión galiana 2016

Trump la está liando parda, avisó que lo haría y lo está cumpliendo. Podría decirse que no defrauda a nadie, pero no, porque cada vez que abre su pluma un colectivo tiembla lo que no está escrito.

Ante este afán desmedido de proteccionismo estadounidense la UE no puede ni debe mirar para otro lado porque las acciones de Trump nos afectan. En Bruselas es conocida la alergia que le tiene a lo de tomar decisiones a la mayor brevedad posible ante cualquier tipo de cuestiones, y las políticas que está poniendo en marcha el presidente de los EEUU son un problema.

Son un problema que viene a complicar el Brexit a la UE de los ingleses previsto para 2019. Trump apoya a Theresa May en lo que respecta a la patada en el culo que los ingleses están dando a Bruselas haciendo bandera del patriotismo y la identidad propia de los ingleses.

No es la primera vez que los británicos se comportan como auténticos lameculos de los americanos, con lo que nos lleva a pensar que ambos mandatarios podrían intentar emular “el matrimonio” que en su momento formaron Reagan/Thatcher. Todavía es pronto para pensar en que pudiera reeditarse esta relación. Por el momento ambas partes se han puesto ojitos y todo podría hacernos pensar que la relación tiene visos de progresar adecuadamente salvo por un pequeño matiz.

La posibilidad de un binomio Trump/May tiene una falla. Existe un tercero en discordia, como loco por ser el perejil de todas las salsas, y que estaría encantado de formar un trío, con los peligros que siempre conlleva una relación a tres bandas.

Putin no es santo de la devoción de los europeos, incluidos los ingleses. La UE no es que haya cogido gato al líder ruso sin tener argumentos sólidos para ello, el tipo se ha ganado a pulso su fama de indeseable. Factor éste que en lugar de provocar rechazo consigue el efecto contrario en Trump. Al presidente americano le encanta el impresentable de Putin, tal vez porque ambos son igual de prepotentes y descerebrados.

Para evitar malos entendidos desde primera hora la primer ministra inglesa le ha dejado claro al mandatario estadounidense que acuerdos comerciales bilaterales entre los dos países cómo y cuando quiera, pero le ha advertido que ni se le pase por la cabeza que se va a sentar a comer en el mismo plato que Putin hasta que éste cumpla con las sanciones impuestas a Rusia por EEUU y la UE por sus acciones en Ucrania.

El binomio Trump/Putin es algo que debería preocupar a la UE, pero como de costumbre mirará para otro lado hasta que ambos le den una bofetada con la mano abierta en el rostro. Cuando esto suceda, que sucederá a cuenta de Siria, de la OTAN y demás, se reunirán en Bruselas de forma exprés para no decidir absolutamente nada.

Es cierto que el mundo no necesitaba de un Trump para acabar de liarla parda, pero viendo la parsimonia de la UE la idea de mandar todo a la mierda y empezar de cero no parece tan descabellada.

Galiana

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Trump, May, Putin y la UE

  1. Pingback: Trump, May, Putin y la UE – Manuel Aguilar

  2. No es mala la idea de mandar todo a la mierda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s