La temida cuesta de enero

avatar columna de opinión galiana 2016

Este año que recién acabamos de estrenar no tiene citas electorales lo cual agradecemos los votantes después de lo pasado, pero la calma no está en las sedes de los cuatro grandes partidos. Todos ellos tienen un complicado enero por delante que va a marcar los meses venideros.

En el PP tienen un Congreso interno para febrero donde se supone que se renovarán caras e ideas. En Génova lo de cambiar las caras trae a muchos de cabeza. Quien más quien menos ya le está haciendo la pelota a Rajoy para seguir como poco donde está. Cospedal sabe que no puede acaparar tanto cargo como tiene, es lo que tiene ser “la favorita” de Rajoy en detrimento de Soraya. Martínez-Maillo, que está como loco por ser más de lo que es y cuenta con el apoyo de Feijóo, será el encargado de mermar el poder de Cospedal en Génova. En lo que respecta a renovar ideas es un tema que deberían hacer pero, como diría Pujol, “eso no toca”.

En el PSOE… en el PSOE no saben a qué están jugando y eso como poco es peligroso. Tratan de hacer una oposición útil para evitar seguir desangrándose pero las luchas por el poder son de tal calibre que veremos si no terminan peor de lo que empiezan el año. Elegir un líder está siendo un problemón. La Gestora no puede sacarse de encima a Pedro Sánchez y tampoco sabe cómo aupar a Susana Díaz sin quemarla antes de tiempo. Complicado lo tiene Javier Fernández. Retrasar el Congreso Federal marcándose “un Rajoy” en toda regla está perjudicando y mucho al socialismo español.

En Podemos la guerra entre Pablistas y Errejonistas ya va dejando cadáveres por el camino. Vistalegre II puede ser una asamblea que les haga quitarse de encima el complejo de “Peter Pan” en el que su líder quiere vivir eternamente, o que les haga implosionar y mandarlo todo al garete. Haber llegado a las instituciones pero no saber qué hacer en ellas por carecer de proyecto político definido y real es todo lo que tienen, una pena para los millones de personas que creyeron que eran la baza segura para la regeneración política.

Otros de los que se colgaron el cartel de regeneradores de la política fueron los de Ciudadanos. Albert Rivera y los suyos tienen que asumir que Rajoy se los pasó por la piedra para lograr la investidura y eso nunca es fácil, sobre todo cuando se sienten plato de segunda mesa al ver que el PSOE les ha comido la tostada. El líder de la coalición naranja tiene que renovar mandato a primeros de febrero y en principio no tiene candidatos que le hagan oposición, pero sí muchas voces críticas que no comulgan con determinadas normas internas del partido.

El trimestre que tenemos por delante en este 2017 va a ser complicado para todos, incluidos los de a pie. Veremos cómo los cuatro grandes se envuelven en congresos o asambleas para hacerse un lavar y marcar cuando todos ellos necesitan un tuneo integral.

La cuesta de enero viene empinada, muy pero que muy empinada para las cuatro grandes formaciones políticas, si bien el desnivel a subir no es el mismo para unas que para otras. Veremos cómo salen de esto con la llegada de la primavera.

Galiana

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La temida cuesta de enero

  1. salcofa dijo:

    Veremos quién queda en pié después de todo esto. Igual tenemos una sorpresa que otra…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s