Hacienda no somos todos

avatar columna de opinión galiana 2016

En este país tenemos un serio problema con pagar al fisco. Todos y cada uno de nosotros, en la medida de nuestras posibilidades, hacemos lo que podemos para eludir lo que debería ser una responsabilidad/obligación.

Los que más tienen, tal y como se está viendo, aconsejados por una legión de asesores económicos aprovechan los vacíos legales para o bien evitar pagar lo que realmente les corresponde, o en caso de tener que hacerlo que sea lo mínimo. En este saco estamos viendo banqueros, pseudobanqueros, nobles, personajes premiados como empresarios del año, políticos, actores y cantantes, deportistas… Por si la lista de Golfos Apandadores no fuera lo suficiente conocida se ha visto incrementada con el selecto club de los futbolistas.

Éstos, ídolos de masas, resulta que ganando en una temporada lo que los simples mortales no tendremos en toda nuestra vida junta eluden sus obligaciones con el fisco cosa fina. Los de a pie en lugar de darles la espalda, y llamarles de todo menos bonito tendremos la inconsciencia de ir a la puerta del juzgado, como ya sucediera cuando el caso Messi, a vitorearles como si fueran reyes y no unos defraudadores como la copa de un pino. Ya nos vale.

Montoro, vaya por delante que nunca ha sido ni será santo de nuestra devoción, para salvar a muchos de los suyos se sacó de la chistera la famosa amnistía fiscal, con lo que no es difícil imaginar que echará una manita a los reyes del balompié en breve.

Al Ministro de Hacienda le gusta sacar a pasear su traje de Sheriff de Nottingham contra los más débiles, por aquello que la necesidad imperiosa de tener que llenar las arcas públicas despierta en él sus instintos más desaprensivos de afán recaudatorio contra los de siempre, sin perjuicio de mirar para otro lado cuando son los poderosos los que tienen que rascarse el bolsillo.

Dicho lo dicho sobre Montoro, viene la segunda parte de la historia, que como en toda buena trama que se precie suele ser la más interesante.

¿De los de a pie, de los paganinis de turno, habrá alguien que tire la primera piedra y pueda presumir de no cometer ni un solo delito contra el fisco? Mucho nos tememos que los españoles somos de la cuerda de Lázaro de Tormes, nos convertimos en tunantes o granujas en cuanto la ocasión se nos pone a tiro.

¿Quien en lugar pedirle al fontanero la factura en regla por una chapucilla casera no se lo abona en negro con lo que el IVA ni está ni se le espera? Luego cuando Montoro nos pone una sanción administrativa nos acordamos de la madre del Ministro, como si ella tuviera la culpa de nuestra pillería.

El lema “Hacienda somos todos” no es más que un lema, porque mientras no tengamos marcado en el ADN que estar a la orden con el fisco es una obligación ineludible seguiremos estafando en la medida de nuestras posibilidades, con independencia de tener un Sheriff de Nottingham o no pegado a nuestro culo.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Hacienda no somos todos

  1. Pingback: Hacienda no somos todos – Manuel Aguilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s