Una de microeconomía

avatar columna de opinión galiana 2016

Rajoy ha dejado claro que el concepto dialogar viene siendo el equivalente a “hago lo que me da la gana cuando me parece” mientras PSOE y Ciudadanos se la envainan. Les torea lo que no está escrito, prueba de ello lo sucedido con Fernández Díaz y como le ha colocado presidiendo la comisión de peticiones donde no tenía que contar con ellos para su nombramiento, ya que le habían rechazado por activa y por pasiva.

Al Presidente del gobierno lo que de verdad le importa es que sus aliados en el Congreso le hagan la ola cuando toque el tema de los PGE, que tocan en breve. Oposición a los mismos no parece que vaya a encontrar, por mucho que los socialistas y los de Albert Rivera digan que no los van a apoyar los mismos,  o por mucho que el PNV le ponga condiciones para estar de su parte.

La cuestión a saber en los próximos PGE es si de verdad van a ser de carácter social o al estilo Rajoy. La UE ya está marcando las directrices donde se incluye el apretar, como de costumbre, la soga al cuello de los más desfavorecidos.

Por si el tema de los PGE no trajera su aquel, que lo trae, tenemos una serie de problemas importantes sobre la mesa.

Los sindicatos han pedido una subida del SMI porque los trabajadores han perdido poder adquisitivo lo que no está escrito. El gobierno no está por la labor de prestarles oídos, a lo que Pablo Iglesias, perejil de todas las salsas, mete baza pidiendo la medida populista de organizarle una huelga general a Rajoy. Los Sindicatos ya le han dicho que las negociaciones no se empiezan con ese tipo de amenazas, que eso es empezar la casa por el tejado, y que tratándose de Rajoy y su dontrancredismo no es el camino para conseguir que los salarios de este país dejen de ser precarios. Hacer entender al presidente del Gobierno que la recuperación del país pasa por una subida salarial es complicado, los Sindicatos tienen una ardua tarea por delante.

La subida salarial supondría una estimulación para el consumo interno, ése en el que se basa la economía de un país. Pero no volvamos por donde solíamos, dando pie a que Rajoy ponga sobre la mesa la afición que tienen los españoles de a pie a vivir por encima de sus posibilidades, potenciemos el consumo pero evitemos a toda costa que éste se dispare.

De una vez por todas, este país necesita acabar con el austericidio que nos vino impuesto de la UE. Para ello necesitamos que Merkel dé la orden, lo cual parece que está entrando en sus planes más inmediatos.

La Canciller alemana está viendo que los EEUU, después de casi una década de crisis, crecen a mayor velocidad que Europa, así que puede que la subida salarial que tanto deseamos los trabajadores de este país pueda tener lugar a primeros de año.

La esperanza y la utopía van de la mano pero no entran en el mundo de Rajoy, sobre todo cuando tenemos a PSOE y Ciudadanos a los que Rajoy pone mirando a Cuenca cuando le viene en gana.

Galiana

Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Una de microeconomía

  1. Hartazgo tengo de toda esto de simulación en diferido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s