Un gobierno para olvidar

avatar columna de opinión galiana 2016

Rajoy ha conseguido formar gobierno en la presente legislatura, se ha salido con la suya, y es consciente que será estará al frente de un Ejecutivo del que la inmensa mayoría de los españoles queremos olvidarnos.

Los más optimistas auguran que será corto, no irá más allá de los Presupuesto Generales del Gobierno del próximo año. Frente a quienes se aferran a este posicionamiento están los que saben que tenemos por delante cuatro años más de Rajoy. La principal razón para avalar esta teoría es la división que existe en la oposición, y eso a pesar de ser un gobierno en minoría le otorga el poder para ejercerlo como si tuviera mayoría.

Por partes, amontonarse en estas cuestiones nunca trae nada mucho.

Tenemos a un PSOE agazapado tras su cobardía, en la cual y dicho sea de paso lleva viviendo una larga, larguísima temporada. Como consecuencia de esto los socialistas están divididos. De sus 85 diputados hay una cifra a tener en cuenta que no comulgan con los mandatos del Comité Federal y la Gestora. En esta tesitura comportarse como la segunda fuerza política del país es complicado no, lo siguiente. El PP va a jugar lo que dure el mandato a acojonarle con el fantasma de convocar elecciones mientras están en el proceso de buscar el norte. Lo peor de todo será ver como en Ferraz van a tragar con dosis de vaselina extra.

Por si la situación que presenta el PSOE no fuera para poner los pelos como escarpias tenemos a Podemos dispuesto a ejercer de líder de la oposición. Pablo Iglesias la moderación no sabe ni como se escribe. Su actitud de convertir el Congreso en un circo constante cada vez que sube a la tribuna de oradores solo beneficia al PP. Rajoy y sus chicos saben vender como nadie que los podemitas son lo peor que le puede pasar a este país. El discurso agresivo de su líder, es un un hándicap que favorece al gobierno de Génova. Por si esto no fuera ya grave de por sí está la cuestión de la discrepancia que tiene entre Errejón e Iglesias por el poder donde hay mucha tela que cortar.

La izquierda dividida favorece que Rajoy mantenga el gobierno toda la legislatura, pero miremos a la derecha o al centro derecha como diría Albert Rivera.

Ciudadanos quiere figurar pero a la vez necesita una gatera por la que escapar cuando vienen mal dadas. No le interesa que le cuelguen el cartel de ser derecha cuando lo que buscan es situarse en el centro. Para mantener su postura centrista miden mucho sus pasos. Tanto los miden que Rajoy y los suyos se pasan por la entrepierna las 150 medidas que pactaron, por no hablar de cómo le enseñan el dedo corazón cada vez que Rivera amenaza con no apoyar otro tipo de cuestiones fuera del pacto que acordaron el pasado verano.

Rajoy en el gobierno con una oposición que ni está ni se le espera estará lo que le dé la gana en el Moncloa, ya que cuenta con el apoyo de la UE. En Bruselas le quieren como presidente de Gobierno porque le manejan como al tonto que es.

Por todas estas razones y alguna más auguramos un gobierno de Rajoy terminando su mandato de cuatro años salvo milagro.

Galiana

Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Un gobierno para olvidar

  1. salcofa dijo:

    La legislatura, como bien vaticinas será corta pero no será por la acción de la oposición dispersa y desafinada que ha quedado de este sainete. Más bien creo que en Génova van a intentar colar cosas con las que es imposible tragar para forzar el “fracaso” del Gobierno, disolver las cámaras y sacar todo el rédito posible a unas nuevas elecciones en las que la opción de las izquierdas tiende a la nada. Con ello se asegurarían 4 largos años de opresión sin miramientos.

  2. Peppo dijo:

    Pobre país de Rinconete, Mariano y Cortadillo 😡

  3. Pingback: Un gobierno para olvidar – Manuel Aguilar

  4. Está medianamente claro (todo lo claro que en estos menesteres nos dejan) que si puede Rajoy salvará aunque sea a trompicones los cuatro años de legislatura.
    El problema que sabemos la mayoría silenciosa es que la izquierda siempre hace lo mismo, no sabe, no quiere unirse o no puede por lo que ya intuimos que tenemos una legislatura un tanto ‘rara’. Y como lo que nos faltaba era que una gestora se erija en una dictadura, pues eso, los de Génova frotándose las manos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s