Dichoso Juego de la Oca

avatar columna de opinión galiana 2016

A los políticos de turno que nos han conducido con su táctica del “percebe” a la situación de bloqueo institucional del país ya se les han acabado los cortafuegos, las excusas, o lo llamen como lo quieran llamar.

Unos y otros llevan tiempo jugando al maldito de juego de la Oca, mientras el país está bloqueado institucionalmente, como si nos pudiéramos permitir el lujo de estar en dicha situación. El embrollo que han ocasionado todos ellos, gracias a no asumir responsabilidades y limitarse a echarle la culpa de todo al de al lado, es para nota, pero a todos ellos se la refanfinfla.

En este dicho juego de la Oca la ficha azul, el PP, sigue aferrada a que es la lista más votada en los dos últimos comicios y tiene que gobernar, sí o sí. Rajoy está convencido que unas nuevas elecciones le van a dar más votos, entra dentro de lo posible, y tampoco le duelen prendas tener que ir a unas cuartas, unas quintas o las que sean menester hasta lograr una mayoría que le permita gobernar si pactar. Para no enfadar a sus electores con aquello de tener que ir a votar el mismo día de Navidad, prepara una ley exprés que acorte la campaña electoral y vayamos a las urnas el domingo de antes. Todavía esperará que los de a pie le agradezcamos no tener que ir al colegio electoral en plena comida navideña.

A la ficha roja, PSOE, hay que echarla de comer aparte. Para el 1 de octubre tiene un Comité Federal donde su líder intentará aferrarse al cargo a la par que formar gobierno, el resto de compañeros llevan el agua caliente preparada y las espátulas para sacarlo de allí a como dé lugar. Los “pedristas” están como locos por gobernar con 85 diputados, y los barones por abstenerse y dejar que Rajoy se quede en Moncloa de una dichosa vez.

La ficha morada, Podemos, está en plena batalla por el poder. “Pablistas” y “Errejonistas” se pelean en las RRSS, para eso son la transparencia personificada. El primero saca su lado agresivo, su pose amenazante, el látigo con el que fustigar a diestro y siniestro, mientras que el segundo quiere ser la cara amable, conciliadora, eso de cazar más moscas con miel que con hiel. Iglesias tiene como finalidad liderar la izquierda y el PSOE le está resultando un hueso rudo de roer, Errejón solo busca hacerse mayor.

La ficha naranja, Ciudadanos, es la que más claro lo tiene. Avanza por el tablero escoltando a la ficha roja o a la azul según convenga. Su veto a la morada es una actitud que le coloca en una posición privilegiada, de ahí el enconamiento con los morados. Rivera ha demostrado tener unas tragaderas enormes, es un animal político y sabe lo qué tiene que hacer y cómo lo tiene que hacer para sacar tajada de todo lo que le rodea.

Cuatro fichas moviéndose por el tablero del juego de la Oca con total impunidad, avanzando y retrocediendo según dictaminen los dados, se pierden por el laberinto, se detienen en la posada, algunos del color rojo o azul van a la cárcel. Todo esto está muy bien, pero el caso es que ya va por dos veces que caen en la casilla de la muerte y toca volver a empezar una tercera vez.

Galiana

 

 

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Dichoso Juego de la Oca

  1. Y mientras los de a pie, sufriendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s