Los dichosos 8 millones de votantes

avatar columna de opinión galiana 2016

En este país hay 8 millones de españoles que la corrupción se la trae al pairo. Sienten que el PP tiene que gobernar por encima de todo, incluida la mierda que acumulan debajo de las alfombras. Están dispuestos a arrastrar a unas terceras elecciones a unos cuantos más para que Rajoy pueda gobernar sin tener que pactar con nadie.

Con todos los respetos para los votantes del PP, deberían dejar de sentirse tan crecidos y pararse a reflexionar. No es posible que no les afecte que Bárcenas haya pactado con el PP lo que haya pactado, ambas partes lo niegan en público, cuando es más que evidente que el extesorero del PP manejaba una cuenta B, una C, una D y así hasta el final del abecedario y que va a mantener el pico cerrado por el bien de todos, sobre todo si su mujer tiene algún beneficio.

8 millones de personas están convencidas que el PP tiene que gobernar por encima de que Matas tire de la manta. El que para Rajoy fuera el modelo a seguir como Presidente de Baleares, lo mismo dijo de Camps cuando éste presidía la Comunitat Valenciana, ha llegado presuntamente, a un acuerdo con la Fiscalía Anticorrupción para largar por esa boquita lo que le dé la gana contra el que fuera su jefe de filas o sus compañeros de partido.

Podríamos pasar por alto que a estos 8 millones de votantes del PP Bárcenas y sus amaños con la contabilidad paralela del PP se la refanfinflen, incluso olvidarnos de lo que Matas tenga que contar sobre los tejemanejes del PP, pero lo de Rita Barberá clama el cielo.

La que fuera alcaldesa de Valencia por más de veinte años hace gala de una soberbia y una prepotencia que a pocos le hemos visto en el PP, incluidos Fraga o Aznar. La que fuera lideresa de los valencianos una vez se ha visto acorralada por la justicia por mangante se aferra a su cargo de senadora como si le fuera la vida en ello, es lo que tiene que el cargo lleve aparejado un aforamiento. La valenciana para disgusto de los populares se ha pasado al Grupo Mixto, se ha marcado una de trasfuguismo en toda regla. Esta señora, si se le puede llamar señora, se ha reído del PP, de los valencianos y de los 8 millones de votantes de los de la gaviota en su cara.

A estos casos de personas investigadas por la Justicia y que representaban lo más granado del PP podríamos unir el nombre de Francisco Granados, que de afanar sabe bastante. Quien fuera la mano derecha de Esperanza Aguirre, la gran lideresa del PP en Madrid, se debate entre sacar toda la mierda que hay debajo de las alfombras, caiga quien tenga que caer, o continuar otro par de añitos más entre rejas. Más de uno está temblando solo pensar en si le da por largar lo que sabe.

Los votantes del PP tienen todo el derecho del mundo a votar a quien quieran, faltaría menos, eso sí un poquito de reflexión no les vendría nada mal, que sus decisiones las pagamos a escote todos los demás. El domingo en Galicia y Euskadi tienen el momento perfecto para hacerlo, castigando a Rajoy donde más le duele que parece ser es en las urnas.

Galiana

Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Los dichosos 8 millones de votantes

  1. Pingback: Los dichosos 8 millones de votantes – Manuel Aguilar

  2. Y¿por qué esos ocho millones de españoles han de estar necesariamente equivocados, sentirse crecidos y querer a toda costa un gobierno de Rajoy? ¿Por qué un gobierno de Rajoy es lo peor que nos puede pasar? ¿Es que en la política existen verdades absolutas? ¿Es que la democracia ya no significa nada? O, mejor dicho, ¿Es que ahora la democracia sólo vale cuando se inclina del lado de los que se tienen por moralmente superiores, aunque hayan estado tan salpicados de corrupción, o más, que los que ahora son los malos-malísimos?
    Quizá esos españoles han optado por el mal menor a su juicio. Pueden incluso estar equivocados en ese juicio, pero ¿quienes son o somos los demás para valorar el voto democrático?
    Y la pregunta del millón: ¿de qué manera el partido más votado está abocándonos a unas terceras elecciones? ¿Qué se le puede exigir a ese partido que, vaya por Dios, no le es exigible a los demás? ¿Que se suicide? ¿Que se baje los pantalones ante partidos con la mitad o menos de votos?
    Aunque no me gustase el PP, me gusta mucho menos la dictadura ideológica.

    • Galiana dijo:

      Por supuesto el respeto hacia los votantes del PP es que lo primero que se menciona y se pone en valor.
      La democracia significa alternancia política, y bienvenida sea.
      Jamás estaremos a favor de una dictadura ideológica de ningún tipo de color.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s