De Guindos, Soria y el Banco Mundial

avatar columna de opinión galiana 2016

De Guindos tendría que explicar la bufonada del Exministro Soria en el Congreso, no va a hacerlo porque el Gobierno sigue actuando como si tuviera mayoría absoluta y el Tribunal Constitucional se lo consiente.

El mal llamado “caso Soria” ha sido una pantomima de principio a fin. Rajoy sabía que iba a perder la sesión de investidura, a nadie le gusta que durante días se le restriegue por la cara un fracaso, así que allí estaba su buen amigo Soria para hacer de pantalla. El Gobierno forzó al Exministro a ser el candidato para desviar la atención sobre la investidura fallida, sabiendo que el revuelo iba a ser de toma pan y moja. Con lo que no contaban era con que el asunto se saliera de madre.

La propuesta de Soria al Banco Mundial debía ser una cortina de humo, nada más, pero resultó que se convirtió en un bumerang que se volvió contra Rajoy y los suyos. La solución: pararlo a como diera lugar, que las vascas y gallegas están ahí y un escándalo de tamañas dimensiones podría dar al traste con todo.

El siguiente paso fue pedirle a Soria que se convirtiera en el héroe salvador de Rajoy, para lo cual debía presentar su renuncia a la propuesta al cargo. El Exministro lo hizo, pero dejando claro que tanto la propuesta para el cargo como su renuncia al mismo habían partido de Moncloa, que a él le dejaran líos.

La verdad es que hasta nos da pena José Manuel Soria, en menos de seis meses dos escándalos, muchos son como para no emborronar su currículum.

Dejando a un lado si Soria se prestó o no a la farsa, pensemos en lo que de verdad se esconde detrás de todo este feo asunto. Se pone de manifiesto la prepotencia y altanería que Rajoy se gasta para nombrar a dedo a quien le da la real gana, por mucho que esté en funciones, y que los suyos lo justifican con historias “para no dormir” que no hacen mella alguna en el electorado del PP, ¿acaso el nombramiento de Celia Villalobos como Presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo no es un dedazo en toda regla?

Temas como la designación por el “artículo 33”, ése que dice que se hacen las cosas porque me sale de los cojones, de altos cargos podrían parecer de menor envergadura, pero no lo son. A nivel internacional es más que evidente que quedamos como una república bananera, lo cual al actual gobierno se la trae al pairo.

La cuestión de fondo de todo este descomunal embrollo está en saber cuántos cargos, sin que se hayan valorado los méritos profesionales, tenemos en este país. ¿Cuántos inútiles ocupan puestos de relevancia, con sueldos impresionantes, como pago a determinados favores al partido del gobierno?

Es evidente que necesitamos urgentemente una ley, una normativa que regule este tipo de cuestiones. No podemos enviar a representar a nuestro a país al primer mindundi que haya sido compañero de pupitre del presidente de gobierno de turno.

De Guindos no explicara en el Congreso “el caso Soria” con lo que el gobierno gana y sus señorías pierden. A los de a pie se nos queda cara de póquer ante el vomitivo show al que diariamente asistimos desde que Rajoy gobierna.

Galiana

 

 

Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a De Guindos, Soria y el Banco Mundial

  1. Realmente es vomitivo este gobierno incluso o a pesar de estar en funciones, sigue actuando con nocturnidad y alevosía y sobre todo como si tuviera mayorá absoluta. No olvidemos que el Partidos Popular está encausado. Esto no es para nota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s