La ciudad visigoda perdida II

vega baja 2

…Todo tiene que ver con las habladurías de la gente. En los últimos meses, vecinos de San Pedro el Verde y vecinos del Poblado Obrero han venido a verme a la redacción para que investigue sobre las extrañas apariciones que creen ver sobre los restos arqueológicos de Vega Baja, que para eso soy, según la gente, el periodista oficial de la zona… ¡Valiente tontería!

¿En esta ciudad siempre vamos a estar hablando de espíritus, leyendas y fantasmas? ¿Hasta cuándo vamos a estar en Toledo con estas historias? ¿Es que no hay otra cosa? No me digas que esto puede ser el hallazgo del siglo, eso ya lo sé, pero no son más que los restos arqueológicos de una antigua ciudad visigoda, ahí es nada. Es cierto que han aparecido tumbas, murallas, basílicas… De eso tenemos por la ciudad dando una patada a una piedra, pero aquí hay misterio por resolver del que con toda probabilidad Bécquer haría una leyenda. Hasta puede que convirtamos la Vega Baja en otra casa del Diamantista.

Aunque claro, je, je… si al final se construyeran las viviendas sobre estos restos, y hubiera algo de verdad, lo que nos íbamos a reír los que creemos que esto es una zona arqueológica de gran importancia.

Toledo en el siglo XXI no es más que un museo viviente pero no debemos olvidar que la culpa de nuestro ostracismo la tiene Felipe II. Nos mandó a la mierda como capital del Imperio, para llevarse la Corte a la Villa de Madrid porque a su mujercita le pareció que esta ciudad era un asco, ella tan acostumbrada a lugares como Versalles. ¡Menuda desilusión se llevó! La pobre pensaba que ser reina de España era lo mejor que le podía pasar y se equivocó. Ahora que bien mirado, ¿te imaginas, querida grabadora, que fuéramos como Madrid? Quita, quita, que solo de pensarlo se me ponen los pelos como escarpias, con lo bien que queda decir que son nuestro barrio chino.

Julián, Julián… estás desvariando, ¿qué tiene que ver la reina Isabel de Valois con los restos de la ciudad visigoda? Debe ser que la noche, el frío, el silencio y la soledad te hacen desbarrar más de la cuenta.

¡Se me ocurre una maldad!: si construyeran las viviendas que dicen van a construir sobre las tumbas que han descubierto, puede que más de uno acabara viendo un fantasmita pululando por su cocina, sentado en su salón o durmiendo en su cama… Se haría realidad la película Poltergeist de Spielberg en la misma Vega Baja.

¿Habrá tenido el Ayuntamiento en cuenta que después de llenar las arcas municipales con el dinero de la especulación inmobiliaria, no estaría nada mal que Hollywood se diera una vuelta por Toledo? Yo creo que este alcalde no es consciente de las posibilidades de futuro a largo plazo que esto puede tener para la ciudad. Mañana, a primera hora, subo a su despacho y se lo dejo caer como quien no quiere la cosa. Eso sí, yo no viviría aquí ni regalándome la casa, que para apariciones ya tengo bastante con mi suegra cuando viene de visita.

To be continued…

Galiana

 

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Literatura, Narrativa, Relatos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La ciudad visigoda perdida II

  1. Enhorabuena Galiana.
    Como te he comentado en privado, tengo tu libro (sin saber que se trataba de ti) desde hace años. Al menos cinco, por lo que puedo recordar de entre tantos que abarrotan mi casa. El caso es que al leerte ayer me estaba resultando de lo más familiar, pero suponía que te habría leído algo aquí o en Facebook desde que nos reencontramos en mayo. Ha sido una gratísima sorpresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s