“..Y Cía: Natalia Docampo. Siete días, siete cuentos

avatar colaboraciones

 

Me siento como Scheherezade. Por si alguien no lo recuerda, era la protagonista de Las mil y una noches.

La historia, cuenta que el sultán Shahriar desposaba una virgen cada día y mandaba decapitarla al día siguiente. Todo esto lo hacía por venganza, pues encontró a su primera esposa traicionándolo. Ya había mandado matar a tres mil mujeres, cuando conoció a Scheherezade.

Scheherezade hija del gran visir de Shahriar, se ofreció en contra de la voluntad de su padre, al rey con el fin de aplacar su ira.

Una vez en las cámaras reales, Scheherezade le pide al sultán dar un último adiós a su amada hermana, Dunyazad, este accede a su petición. Ella le pide un cuento (como secretamente habían planeado). Scheherezade, inicia una narración y les sorprende el alba, con la misma incompleta, pues quedaba encadenada a otra y con la curiosidad de saber cómo se acababa, el sultán permitía a Scheherezade vivir otro día.

No es tanto que mi apreciado cuello peligrara, quedando a expensas de un sacrificio por la ira de un loco misógino, pero conceptualmente se podía decir, que mi carrera de escritor estaba a punto de terminar de un plumazo, si no conseguía entregar un encargo a mi editor.

Después de meses persiguiéndome para que le entregara la primera parte mi última novela, el requisito indispensable, para darme un tiempo hasta que lograra acabarla, era que le entregase siete microrrelatos, en un plazo de siete días…

En un mensaje en mi buzón de voz, fue muy explícito: “Si dentro de una semana no me entregas un manuscrito con siete cuentos cortos, despídete de la edición de tu novela.” Dijo otras cosas, que prefiero obviar, porque eran muy crueles.

El caso es, que la novela a la que, hacía mención, no estaba incompleta. Estaba por escribir. Yo estaba padeciendo un bloqueo que me impedía, ligar una trama. Día tras día, me sentaba frente al ordenador y en mi cerebro flotaban inconexas partes de un tótum revolútum imposible de casar. Total, las musas me habían abandonado.

Decidí que tenía dos opciones: Una era tomarme un frasco de somníferos con un copazo de ginebra y salir en las noticias de la noche. Ya sabéis; El famoso escritor de novelas de suspense aparece muerto en su ático.

La otra, era tomarme el copazo y rogar para que los efluvios alcohólicos trajeran a mis dedos algo potable.

 

Día uno, cuento uno

La chica era una personita encantadora. Llena de buena voluntad y mejores deseos. Su padre le advertía que tenía que ser más cuidadosa, por su extraña costumbre de fiarse de todo el mundo. Opinaba, que las redes sociales eran un peligro, que la gente que merodeaba su instituto eran susceptibles de ser camellos, que las compañeras de clase, podían traicionarla y bla, bla, bla…

Total, en la vida hay ovejas o lobos.

El día de su decimoctavo aniversario, su madre le regalo un precioso abrigo rojo con una capucha, que la joven había visto días atrás, en el escaparte de una tienda en un centro comercial y que ella había catalogado de “lo más”. Era de un rojo intenso cherry-red. La caperuza enmarcaba su tez blanca y sus dorados cabellos, pugnaban por abandonar el encierro. La joven se miró al espejo, algo dentro de la imagen que este le devolvía, causo un reset en su cabeza.

Con su abrigo nuevo atrajo miradas y comentarios que daban rienda a su nueva consciencia y se transformó, en una depredadora.

@nataliadocampo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Día dos,

Esta entrada fue publicada en "...Y Cía", Literatura, Narrativa, Relatos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “..Y Cía: Natalia Docampo. Siete días, siete cuentos

  1. Pingback: “..Y Cía: Natalia Docampo. Siete días, siete cuentos – Manuel Aguilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s