Bye, bye, Gran Bretaña

avatar nuevo

Para ser final de junio y estar oliendo a vacaciones el panorama político/económico que se avecina no podía ser más complejo.

Por si en España no tuviéramos suficiente con la inestabilidad política que hay, el tsunami que se avecina en la UE con la inminente salida de la misma de Gran Bretaña tras la victoria del Brexit nos va a pillar a todos en bragas.

Los ingleses lo que se dice muy proeuropeos no han sido nunca, Cameron les ha dado la oportunidad de hacerle una peineta a Bruselas y se la han hecho, vaya si se la han hecho. La cuestión no está en pensar si el referéndum se debía haber llevado a cabo o no, sino las consecuencias que para la propia Unión todo esto va a tener, incluida España.

Las cuestiones que se plantean sobre todo son acerca de cuál es el futuro de la UE. Es decir, existe la posibilidad de un efecto dominó en el resto de Estados miembros, Francia y Holanda ya están en ello. Por lo que a nosotros respecta, ¿España se sumará o no a replantearse seguir bajo la bandera azul con estrellas?

Por partes, que el tema es harto complicado, y los interrogantes son tantos y con incertidumbres mil por respuestas que hay que andarse con ojo porque seguro, lo que se dice seguro, no hay nada.

¿Qué está pasando para que la marca UE venda tan rematadamente mal? ¿Cómo se han hecho tan sumamente mal las cosas para que lo que era un proyecto ilusionante de una Europa unida se haya convertido en un fiasco?

Sacando nuestro lado de mosca cojonera que no acongojada por el asunto, que sería para estarlo, nos ha dado por pensar en el profundo sentimiento que tienen los ingleses de superioridad sobre el resto de los europeos. Dicho así podría sonar a nacionalismo inglés, a xenofobia pura y dura.

Es pensar en xenofobia y se nos ponen los pelos como escarpias. Ese exacerbado nacionalismo nos hace pensar en los movimientos de ultraderecha que tanto apuestan por este tipo de ideas sinsentido. Éstos cada vez se van haciendo más fuertes, no solo en Gran Bretaña donde han conseguido implorando al miedo a los inmigrantes que el Brexit sea una realidad, sino por toda la misma Europa.

En Francia, Holanda, Alemania, la ultraderecha se mueve con fuerza. Sus continuos ataques contra las políticas migratorias son cada vez más escuchados por los ciudadanos, y eso es peligroso.

Peligroso porque la vieja política se está mostrando incapaz de reaccionar ante este tipo de cuestiones, ése quedarse de brazos cruzados, ése dejar que ideas tan absurdas como los nacionalismos se vayan imponiendo nos recuerda a la Europa de los años treinta y todo lo que aquello trajo.

Gran Bretaña le ha sacado el dedo corazón a la UE, traerá consecuencias políticas y económicas para todos, salir de este embrollo no va a ser fácil. Los países necesitarán gobiernos fuertes que sepan encaran el problema que se tiene, lamentablemente España no está en esta tesitura.

Galiana

 

Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Bye, bye, Gran Bretaña

  1. salcofa dijo:

    Me da la impresión de que la destrucción de Europa ha comenzado. UK ha abierto el camino para otros paises que se ven marginados por la prepotencia de los paises “primera clase” que los maltrata y otros que buscan un argumento para dar rienda suelta a sus designios neonacionalistas. La UE es un polvorín y UK ha entrado con un mechero … ¿No crees?

  2. Pingback: Bye, bye, Gran Bretaña – Manuel Aguilar

  3. ¿Estamos ante una Europaexit?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s