A vueltas con la corrupción

avatar nuevo

Lo peor de la gente del PP es que están convencidos que son lo mejor que le ha pasado a este país, y que no hay nadie mejor que ellos. La falta de respeto hacia los ciudadanos cada vez que demuestran su prepotencia provoca vómito intelectual.

Alguien debería recordar a los de Génova, y sin tirar de agenda más allá de los últimos cuatro años que no queremos sacar temas que pertenecen al periodo de Aznar y que todavía estamos sufriendo, que en este periodo han salido a la luz temas de corrupción a tutiplén y eso precisamente muy bueno para la ciudadanía no es.

A la Secretaria General de los populares, que de prepotencia y soberbia va más que sobrada, se le llena la boca de la palabra transparencia cuando se le pregunta por la corrupción de su partido. Es más que evidente que el concepto que ella tiene del término no se corresponde con el que los demás tenemos. Ha llegado a decir que, en el PSOE con el caso de los ERE de Andalucía, los de Ferraz deberían tener la misma transparencia que ellos. Hay que tener una cara muy dura para decir algo así, pero ella la tiene y le importa un pimiento demostrarlo.

La corrupción del PP está como está, y la estamos pagando a escote los de siempre. ¿De dónde ha sacado Granados para tanto dispendio? De los de siempre, que las mordidas que se llevaba las hemos abonado los habituales.

El PP sigue pensado que el país entero es su cortijo, y que se puede permitir hacer lo que le venga en gana. Durante años hemos tenido que soportar a una Rita Barberá en tierras valencianas que miraba más por lo suyo que por lo de los valencianos, y ahí siguen pensando que su gestión fue fetén.

Madrid, Valencia y no nos olvidemos de Murcia. El actual Presidente de la región, Pedro Antonio Sánchez, y la Gürtel han mantenido una más que estrecha relación en otro de los cortijos que el PP tiene por todo el país.

No deberíamos haber nombrado la palabra cortijo porque es tanto como dejar que los populares lo usen como arma arrojadiza contra el PSOE. Para los de Génova los 30 años que lleva el PSOE gobernando en Andalucía es la prueba fehaciente de que lo mandamases socialistas son una panda de “señoritos andaluces” que han hecho y deshecho a su antojo.

Una pena que el PP no se dé cuenta que en el país el bipartidismo lo mandamos al trastero el 20D, que enzarzarse en la guerra “del y tú más” ya no es conditio sine qua non para decidir el voto.

A días que dé comienzo la campaña electoral vivimos en una extraña guerra por demostrar quién es más corrupto o quien ha trincado más.

Mientras tanto tenemos a Ciudadanos poniéndose la medalla por haber destapado la trama de los ERE en Andalucía, y a Podemos convertido en el azote de los populares en la Comunidad de Madrid.

Los de a pie mientras tanto aguantando con un estoicismo descomunal tanto enlodamiento. Descubrir que esta caterva de descerebrados ladrones de guante blanco ha saqueado al personal durante años con total impunidad ya nos tiene suficientemente encabronados.

Galiana

Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a A vueltas con la corrupción

  1. Pingback: A vueltas con la corrupción – Manuel Aguilar

  2. Hoy tengo un día Comansi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s