Removiendo la mierda

avatar nuevo

Soraya Sáez de Santamaría siempre ha sido la chica para todo de Rajoy, que no su recadera. Ha dado la cara cuando y como ha creído oportuno, por eso que ahora trate de vendernos la milonga que nos está vendiendo no es propio de ella, aunque ya lo dijo el torero: “hay gente pa tó”.

La Vicepresidenta del gobierno en funciones está en campaña electoral siguiendo los mandatos de Moragas, ateniéndose al guion que éste ha escrito. La receta del actual director de campaña del PP le viene como anillo al dedo a Rajoy, pero no está hecha a la medida de Soraya.

No es del estilo de la vicepresidenta ir por los medios de comunicación metiendo miedo al personal con la llegada al poder de Pablo Iglesias. Según ella, una sola persona no puede tener tanto poder en sus manos. Con todos nuestros respectos, dijo la sartén al cazo. No es que seamos partidarios de que el líder de Podemos llegue a la vicepresidencia del gobierno con el manojo de poderes que pretende, pero que ella, que tiene más poder que Rajoy, lo diga suena a chiste de los malos.

Por si su insistencia con meternos miedo en el cuerpo contra Podemos no fuera para nota, que lo es, se atreve a atacar al yerno perfecto. Éste no es otro que Albert Rivera. Para la actual vicepresidenta del gobierno en funciones el líder de la coalición naranja no se centra, o mejor dicho pretende centrarse demasiado. Le acusa de no ser de derechas, a él, que esconde como puede su facherío porque eso no vende. Le señala por pactar con el PSOE porque no tiene clara su ideología, con lo que de paso le echa un poco de mierda encima a Pedro Sánchez.

Hablando del líder de los socialistas. La apertura de juicio oral contra Chaves y Griñán por un supuesto delito de prevaricación administrativa y supuesta malversación respectivamente ha puesto un arma arrojadiza en las manos del PP. Lo que sucede es que los líos que se trae la Púnica y su cabecilla Francisco Granados, con o sin señoritas de compañía de alto postín, no se tapan con los ERE de Andalucía por mucho que en Génova lo pretendan.

La coincidencia en los medios de comunicación de ambas tramas sirve para que unos y otros sigan con la estrategia del “y tú más”, lo cual a los de a pie nos produce vómito intelectual. Los votantes del PP a la hora de acudir a las urnas el 26J le perdonaran la Púnica, la Gürtel y la corrupción sistémica que hay en Génova; por el contrario, los del PSOE no suelen pasarle ni una a los de Ferraz y los próximos comicios se lo van a hacer ver con el famoso voto de castigo.

La Vicepresidenta del gobierno en funciones está a lo que tiene que estar que no es otra cosa que exponer las vergüenzas en público del PSOE, meter miedo con la llegada al poder de Unidos Podemos, y crear dudas de la dirección verdadera de Ciudadanos. Con todo ello cree salvar a los suyos de la mierda. Alguien debería decirle que sus maniobras apestan como la mierda, y que ésta cuanto más se remueve más huele.

Galiana

Esta entrada fue publicada en "...Y Cía", Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Removiendo la mierda

  1. dygitboo dijo:

    En mayor o menor medida creo que todos hacen lo mismo, mientras les funcione…todo por un voto.

  2. Pingback: Removiendo la mierda – Manuel Aguilar

  3. Nos tienen ‘enmerdaos’ Tanto que esto es intolerable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s