El voto útil

avatar nuevo

La verdad es que lo de votar se está convirtiendo en una profesión de riesgo para algunos, y para otros en un sufrimiento con tormento incluido.

No todos los votantes tienen claro qué van a votar. Son los llamados indecisos, y son éstos los que de verdad traen de cabeza a las formaciones políticas en esta campaña electoral.

Los indecisos son los que se piensan mucho a quien van a votar. La mayoría no tienen una idea definida de lo que quieren, pero saben con calidad meridiana lo que no quieren. Se dan razones para cambiar de chaqueta en cada cita con las urnas, todas ellas tan válidas como ineficaces.

Entre lo que no quieren es tener que ir a votar una vez más porque el resultado del 26J sea poco más o menos el del 20D. Si eso se diera significaría que estaríamos como entonces, sujetos a la voluntad de unos pactos que nunca llegan dada la poca o escasa cintura de algunos de nuestros políticos.

Del bipartidismo hemos pasado al multipartidismo, lo cual acarrea infinidad de quebraderos de cabeza a los indecisos. Todos ellos se refugiaban en lo que viene llamándose el “voto útil”, el cual funcionaba muy bien cuando solo se tenía que elegir entre el blanco y le negro. Sucede que cuando tenemos varios candidatos optar por uno de ellos es replantearse la utilidad del voto.

Los indecisos usaban el voto útil para inclinar la balanza a favor o en contra de un partido. Si pensaban que el PP iba a sacar mayoría absoluta, o querían castigar al PSOE por su mala gestión, con votar al contrario tenían suficiente. Lo de la ideología o el amor a una bandera, ya si eso.

La cuestión es que ahora el voto útil no les sirve, y eso descuajeringa a quienes han basado en esta razón su decisión a la hora de meter el papelito en la urna.

A tenor de lo vivido el 20D el voto útil garantiza que no se tenga una victoria clara, pero no que quienes tienen más escaños puedan formar gobierno, que a la postre es de lo que se trata.

El pasado 20D el voto útil hizo que Rajoy solo obtuviera 7 millones de votos, los cuales solo nos han llevado al 26J.

También sirvió para que el PSOE siguiera desangrándose en votos. con ello se ha dejado su futuro en manos de las luchas internas por el poder, y en la capacidad que tenga la izquierda para mandarle al ostracismo.

Gracias al voto útil Pablo Iglesias ha pensado que puede ser quien lidere la izquierda, con el permiso de IU-IP y del PSOE. A los primeros ya los ha fagocitado en Unidos Podemos, a los segundos les queda un telediario.

A Ciudadanos el voto útil le ha convertido en la esposa perfecta para casar con el PP o con el PSOE. El matiz está en que Albert Rivera es un lobo con piel de cordero que se le atraganta a mucha gente.

El 26J el voto útil puede decidir quién tendrá la ocasión de formar gobierno, o simplemente dejará las cosas en tablas como en diciembre pasado. ¡¡Qué los dioses nos protejan de los que votan pensando en que todo da lo mismo!!

Galiana

Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El voto útil

  1. Pingback: El voto útil – Manuel Aguilar

  2. Totalmente de acuerdo…pero ¿qué hacer?…¿ni los dioses nos salvarán?
    ¿Otro empate?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s