El desnorte del PSOE

avatar nuevo

En el interior de Ferraz la tormenta está desatada desde hace demasiado tiempo. Quien más quien menos intenta cerrar las ventanas, sobre todo ahora que estamos en campaña electoral, para que se note los menos posible, pero es tanto el ruido de los truenos que habría que estar más sordo que una tapia para no escucharlo.

Unidos Podemos, la coalición entre Podemos e IU-IP, puede darle la puntilla el 26J, o no, que las urnas suelen ser muy caprichosas y más en los tiempos que corren. Sea lo que sea que tenga que pasar no culpemos a los de fuera de las cosas que suceden dentro, es el desnorte tan brutal que tienen los socialistas lo que está haciendo que vayan cuesta abajo y sin frenos, no lo que los demás puedan o no hacer.

Pedro Sánchez quiso ser un Kennedy a la española, pero el Comité Federal, plagado de viejas glorias, le ha tenido atado corto siempre. Es más cuando han soltado la correa lo ha hecho para que se ahorcara solito con ella.

En estas nos encontramos cuando hay que repetir elecciones y pintan bastos, vaya si pintan bastos.

Los socialistas en lugar de imitar el prietas las filas del PP, o de Podemos que tienen los mismos vicios que los de Génova pero lo disimulan mucho mejor, van y se dedica practicar el apuñalamiento por la espalda como si fueran una modalidad deportiva en las Olimpiadas de Río de este verano.

El problema de la división dentro del PSOE tiene que ver con que los Barones carcas no entienden que la vieja política se ha ido al garete, que la nueva política, aunque está por descubrir es más del gusto de los votantes. Esto supone que los Barones tratan de poner líneas rojas a un Pedro Sánchez que intenta ser un funambulista sobre el alambre, no se cae, pero tampoco avanza, con lo cual el fracaso está más que asegurado.

No se puede entender que en Valencia Ximo Puig esté a partir un piñón con Mónica Oltra, y que el mismo pacto no sirva para el resto del país. ¿A que nos quedamos, a roles o a setas?, ¿a que Podemos son unos extremistas radicales de izquierdas a quienes hay que negarles el pan y la sal o a que si conviene para conseguir el poder nos parece un partido de centro socialdemócrata de toda la vida?

Los mismos que autorizaron el Pacto en Valencia son los que no han querido ni oír hablar del tema para el resto del país. Consecuencia de todo esto un partido dividido entre los que ven que solos no van a echar a Rajoy y sienten en el cogote el aliento de Pablo Iglesias y los suyos, y los que tiran de prestigio y están convencidos que el PSOE va a seguir siendo quien comande la izquierda en España, aunque no se consiga mandar a Rajoy al garete.

¿Un partido con más de 100 años de existencia puede estar en éstas? Lo que se dice poder no puede, es más ni debe, pero es lo que hay.

El PSOE es, a día de hoy, un partido donde la deslealtad hacia su Secretario General es fabulosa. Pedro Sánchez, que parecía estaba llamado a liderar el cambio y la regeneración en las formas de hacer política, va a terminar como un pelele en manos de un Comité Federal que lleva tiempo buscando donde escondió la brújula que le haga recuperar el norte.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El desnorte del PSOE

  1. Entre ellos mismos, se lo acabarán comiendo, Más de 100 años no les basta.
    Veremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s