Las listas de la discordia

avatar nuevo

En política estar en las listas de Madrid es como jugar en el Barça o en el Madrid, todos aspiran a estar, pero pocos son los llamados para tan alto honor.

En el PP las listas las hace Rajoy, con lo que se hace lo que él dice, como él dice y cuando él dice. Después de las ranas que le salieron a Aguirre no quiere líos, que luego tiene que mandar SMS de ésos que le acarrean algún que otro problemilla. Nadie se atreve a cuestionarle en público las formas que tiene de hacer las cosas, otra cosa es en privado, ahí la cosa cambia y mucho, pero ya se sabe que ante el 26J en el PP toca “un prietas las filas”.

En Ciudadanos las listas se hacen en apariencia como quiere Albert Rivera, pero no es así. Las confeccionan como pueden, no tienen tantos nombres como para poder elegir. Luego les pasa que algunos de “los prendas” que aparecen en ellas tienen que salir escopetados, al catalán lo de tener gente con las manos manchadas y que se sepa no le gusta ya le hace parecerse más de lo que debiera al PP.

Las listas en las que ha habido movimientos respecto del 20D han sido en Podemos y en el PSOE.

Los podemitas al pactar con IU-IP ha tenido que hacer cambios. Por cada seis afines a la causa morada han tenido que hacerle un hueco a uno de los de Garzón. Son listas muy estudiadas, totalmente diseñadas no para ganar las elecciones, que es como debería ser, sino para derrotar al PSOE. La obsesión que tiene Iglesias con los de Ferraz no le deja ver que cuanto más empeño ponga en ello más se incrementan las posibilidades de que el PP permanezca en el poder.

Las listas que han cambiado lo suyo son las del PSOE, sobre todo en Madrid. Las del pasado diciembre estuvieron confeccionadas en base a los deseos de Sánchez, lo cual le trajo no pocos problemas con casi todo el mundo. Las que ha cerrado ahora por supuesto que están basadas en el dedazo, ése que tanto se le critica al PP, y que tan bien sirve para estos menesteres. En ellas vemos caras que ya conocíamos de hace años, que tuvieron cierta relevancia. Son un claro gesto por congraciarse con Felipe González ya que va a necesitar su apoyo si quiere evitar que el rodillo de Susana Díaz, de Zapatero, Bono y compañía le pase por encima la misma noche del 26J.

Todo este follón que se han traído desde siempre en los partidos con la elaboración de las listas nos hace pensar que no se elige a los mejores. Las aptitudes que más se valoran están más cercanas a devolver favores que se deben, a tener aliados cercanos, a no ningunear a quienes son potenciales enemigos, al amiguismo de pupitre, a todo menos a lo que de verdad nos importaría a los de a pie que no es otra cosa que la capacidad y validez para desempeñar el puesto de diputado o senador.

Las listas son las que son, y sobre ellas debemos votar. ¡Qué los dioses nos pillen confesados!

Galiana

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Las listas de la discordia

  1. Creo que es mejor reír que no llorar ¿no?

  2. Los dioses nos pillarán confesados,, pero ¿a los elegidos, también?
    Veremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s