Una de generaciones

avatar nuevo

Pendientes de la campaña electoral en la espiral en la que estamos de ir de comicios en comicios y tiro porque me lleva la corriente como en el Juego de la Oca, nos estamos perdiendo lo que de verdad está sucediendo en este país.

La crisis económica, social e institucional que llevamos padeciendo desde hace 8 años ha destrozado a España y a los españoles, dejando secuelas que arrastrarán las generaciones venideras.

Antes de la crisis teníamos esperanza en prosperar, eso que se llama “el sueño americano”, hoy la mayoría se conforma con conseguir un trabajo precario que le sirva para poner un plato de sopa en la mesa, un techo donde cobijarse y poco más.

Los jóvenes no ven futuro y, lo que es peor, nadie va a decirles de forma insistente que con la preparación adecuada pueden llegar donde quieran. Nadie va a hacerlo porque van más que sobrados de preparación, la que la generación anterior no tuvimos o no pudimos tener por miles de circunstancias, y no les sirve para nada.

Un país con jóvenes cuyo futuro está en el aire, y con el resto de la población en la misma situación, somos quienes deberíamos elegir el tipo de país que queremos tener y no tenemos.

No tenemos el país tal y como nos gustaría porque estamos gobernados por una panda de irresponsables que no tienen ni puñetera idea de lo que están haciendo. Sumisos indolentes que tan solo se limitan a obedecer ciegamente los mandatos de una UE que tampoco está demostrando estar a la altura de las circunstancias.

El Gobierno de Rajoy ha destrozado la generación de nuestros hijos con sus políticas de austeridad, las mismas que desde un principio se sabía que no iban a solucionar los problemas que nos acuciaban, pero que se aplicaron por mandato de Bruselas y compañía.

El 26J nos toca votar, una vez más, ya que el 20D no entendieron o ni quisieron entender lo que los de a pie les dijimos.

En las elecciones de junio los más jóvenes volverán a apostar por la nueva política, con una pinza en la nariz, eso sí, como el menor de los males. Han sufrido en sus propias carnes las consecuencias de la inacción, y eso le hace caer en brazos de falsos profetas que les prometen lo que no van a poder cumplir.

Los de mediana edad serán más moderados en su voto. Se sienten desengañados con los modos y maneras que ha tenido quienes representa la vieja política, pero les falta lo que hay que tener para poner la mesa patas arriba. El temor a perder lo poco que les ha dejado la crisis durante estos últimos años, les lleva a no arriesgar, y quien es el guapo que les pide que lo hagan después de ver cómo les han impuesto una precariedad laboral con la que no contaban.

La generación que hizo posible la transición se niega a que cambien las cosas. Están convencidos que fueron los héroes de un tiempo, y lo fueron, pero en pasado, ya no lo son, y no quieren caer en el olvido con una segunda transición que es lo que realmente necesita este país. Su rancio inmovilismo de viejas glorias apoltronadas solo conduce al ostracismo en lugar de al evolucionismo.

Nos quedaría los que nunca quisieron la transición, los que esto de la democracia les parece caro y malo. Afortunadamente ya van quedando menos, pero cuidado con ellos. Son una clase prepotente y elitista, aún tienen el poder y el dinero para manejar a otros que tras la apariencia de jóvenes socialdemócratas de pro convencen a diestro y siniestro que ellos son la solución.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Una de generaciones

  1. Pingback: Una de generaciones – Manuel Aguilar

  2. Tanta razón tienes, que hasta me dá miedo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s