Los gustos de Rajoy

avatar nuevo

Rajoy no hace más que quejarse que no le gusta lo que ha venido en llamarse la nueva política, dejando claro que sigue representado la vetusta y retrograda política.

La nueva política todavía no sabemos muy bien en que consiste porque gracias a su inmovilismo, a ese dejar que se maten en la izquierda para él seguir en el mismo sitio, hemos tenido una legislatura fantasma.

Lo cierto es que su opinión sobre cómo no están cambiando los tiempos cuando deberían continúa haciendo que en cuanto a intención de voto siga liderando el ranking. Ahí está la paradoja, tenemos que el personal que ha votado al PP el pasado 20D va a seguir haciendo lo mismo, pero, como entonces, sigue pensando que el líder de los populares es un cenutrio de primera y no vale para nada.

A Rajoy no le valora ni su propia gente. Esperemos que no le extrañe lo más mínimo dado que tampoco hace mérito alguno por ser mejor valorado. Al contrario, cada vez que va a una entrevista, y ahora no hace sino frecuentar los medios de comunicación a diario, demuestra que está hasta el moño de toda esta parafernalia en la que se ha convertido tanta y tan seguida campaña electoral.

Por una vez le vamos a dar la razón a Rajoy. Los de a pie estamos como él hasta las narices de tanto acudir a las urnas para que los políticos de medio pelo se pasen por el forro lo que decimos.

Rajoy con su desánimo electoral lo que intenta es contagiar de su propio hastío al electorado de tal manera que la abstención sea la nota predominante el 26J. Aquí es donde el líder del PP se equivoca. La ciudadanía no se va a quedar en casa, no le va a hacer el juego, no va a doblegarse a sus deseos porque sabe que la única manera de darle una oportunidad a la nueva política es la participación de los comicios.

La estrategia de inducir al personal el 26J a quedarse en casa, que siempre favorece a la derecha en detrimento de la izquierda, no sería suficiente si no va acompañada de una buena campaña del miedo.

Hasta ahora el PP siempre había utilizado el terrorismo como amenaza. Ha intentado ponerlo sobre la palestra por boca de Rafael Hernando o del Ministro Fernández Díaz, pero les sale el tiro por la culata.

¿Con qué poder aterrorizar a los españolitos? Resulta que el nuevo “coco” es la UE. Por lo visto no hemos cumplido con el Déficit que el gobierno de Rajoy, actualmente en funciones, le prometió, y ahora viene “el tío de los alicates”. Desde Bruselas ya nos están diciendo que nos van a meter un sablazo de no te menees. Montoro presentó las cuentas sin encomendarse a Dios ni a nadie, y ahora toca pagar el desastre. Rajoy dice que todo el mundo tranquilo que la UE no nos va a hacer nada porque él se va a encargar de negociar. Por negociar entiende apretarle las tuercas a las CCAA, sobre todo a las que no son de su cuerda, y con ello esperar que el siguiente inquilino de Moncloa se coma el truño que él deje.

A Rajoy no le gusta la nueva política, ¿qué le vamos a hacer? Estamos a mano porque a nosotros tampoco nos gustan ni él ni sus viejos modos de hacer política.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Los gustos de Rajoy

  1. Pingback: Los gustos de Rajoy – Manuel Aguilar

  2. Este individuo no se ha enterado que no nos gusta. No queremos a un político que no sabe hacer política. Mejor dicho no es un político. Go, go.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s