Joder con la brecha social

avatar nuevo

En España cada vez es más evidente que hay dos clases sociales. “Los nadie”, que con tanto acierto denominó Eduardo Galeano, y los que tienen el dinero y el poder por castigo. A los que nada tienen se les ponen los pelos como escarpias cada vez que aparece el nombre de uno de estos ricachones en alguna trama de lavado de dinero y delitos similares.

Los pobres asumimos que existan los ricos, pero de ahí a dejar que nos chuleen, nos roben y saqueen va un abismo.

Por partes, que los viernes tenemos prisa por irnos a disfrutar del fin de semana.

Ser inmensamente rico no es un delito penado por la ley, como tampoco lo es tener dinero en un banco extranjero siempre y cuando se paguen los correspondientes impuestos en el país donde el ricachón reside.

Pagar impuestos, ahí es donde está la madre del cordero. Una vez que salen a la luz los nombres de quienes se fían más de un país que es un paraíso fiscal que del propio, Hacienda entra en juego abriendo investigaciones y no mirando para otro lado porque son amigos o compañeros de mesa.

Hacienda somos todos dice el slogan, pero va a ser que algunos no se dan por aludidos con el término “todos”, resultado, que al final los impuestos que los adinerados no pagan los terminamos pagando lo que nada tenemos. Les daremos las gracias a tanto fariseo patriota de postureo y nada más.

No sabemos si determinados nombres que salen en “los papeles de Panamá”, y en otras tramas de blanqueo de dinero, han cometido delito penado por ley, para eso están los jueces, pero tener el dinero fuera del país cuando se presume de ser más patriota que nadie es un delito ético se mire por donde se mire.

Estos impostores españoles que se envuelven en la bandera patria por medio mundo pasan de invertir en el país del que tanto presumen. No son más que unos hipócritas que se aprovechan de “los nadie” todo lo que pueden y más.

Banqueros, potentados, artistas, políticos y demás han sacado su fortuna del país, la han escondido en paraísos fiscales a través de empresas fantasmas con apariencia muy legal, hasta puede que lo sea, por si España, ese país del que tanto presumen, quiebra, tener “lo suyo” a salvo.

“Lo suyo”, que en algunos de estos casos tiene una procedencia tan sospechosamente extraña que la UDEF se ve en obligación de intervenir.

A muchos de estos hipócritas adinerados gracias a tener el arte suficiente para engañar, manipular y finalmente robar a “los nadie” les tiemblan las piernas solo con mentarles que la UDEF les ronda.

La inmensa mayoría de los españoles llevamos desde que empezó la crisis con el cinturón apretado no, lo siguiente, y por si esto no fuera poco cargamos con la cruz de estos “delincuentes de guante blanco”. Cierto que algunos de ellos se pasean por los calabozos, o ven su buen nombre comprometido, pero eso no es más que un circo que montan para distraer la atención de los problemas reales. Un show como puede ser el final de una Liga apretada o el comienzo de la Eurocopa donde defendemos título.

Es viernes, lo dejamos aquí que llevamos la semana bastante encabronados con tanto “pan y circo” tratando de tapar la jodida brecha social que la crisis nos ha dejado.

Galiana

 

 

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Joder con la brecha social

  1. Javier Marcos Angulo dijo:

    Desayunamos todos los días con un ladrón más y más y más…¿hasta cuando?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s