Al 26J de cabeza

avatar nuevo

Los españoles no somos gilipollas, pero parece ser que nuestros políticos nos toman como tal cada vez que les ponemos en un brete. El 20D puso a la política española a hacer equilibrios sobre el alambre. Así lo decidimos los españoles en la creencia que nuestros políticos iban a demostrar el prestigio que como funámbulos anunciaban en el cartel de feria, parecer ser que la publicidad una vez más era engañosa.

Más de 100 días de aquella noche y tenemos un gobierno en funciones que se niega a que el Congreso le controle, a eso se le llama ir por la vida con un par. Abusa del tiempo, sí, del tiempo. Cuando se le quiera obligar a someterse al control de la Cámara ésta habrá sido disuelta y el 26J será una realidad.

Rajoy y sus Ministros, en este impase en el que nadie parece dar un puñetazo en la mesa asumiendo la responsabilidad o culpabilidad que le toca, se dedican a cometer desmanes sin sentir la obligación de responder por ellos ante nadie.

En este orden de cosas tenemos a un Montoro que cambia las cifras del Déficit según le venga bien. Echa la culpa del incumplimiento del mismo a las CCAA, a la par que aprieta a éstas las tuercas para que hagan más recortes y así poder cumplir con lo ordenado desde Bruselas, y todo ello sin despeinarse.

El tema de tener un gobierno irresponsable, total, lo llevamos los españoles soportando cuatro años, y tener que tragar más quina más tiempo nos está tocando y mucho las narices, por no decir otra cosa.

Por si los españoles no tuviéramos ya castigo con tener que soportar a Rajoy y los suyos en tiempo extra, estamos soportando la cruz de ver cómo los partidos de la oposición no son capaces de hacer lo que tienen que hacer, que no es otra cosa que poner a Rajoy y los suyos de patitas en la calle.

Para hacer algo así hace falta tener un par, y de testosterona nuestros políticos no van muy servidos que digamos.

Pedro Sánchez dio un paso al frente cuando la cosa se empezó a poner fea, pero no está siendo suficiente. Ni cuenta con el apoyo de los suyos, ni de la izquierda, ni del centro derecha, ni de nadie, pero ahí sigue pensando que es posible echar a Rajoy al banco de la oposición y de paso crear una crisis en el PP que le lleve a refundarse como poco.

Albert Rivera pensaba que esto de pactar iba a ser apretar la mano mientras los flases de las cámaras le deslumbraban. Está demostrando que mucha fachada, pero a la hora de la verdad le falta lo que hay que tener para tragarse los sapos necesarios. Lo que se le da muy bien es hacer ver que la culpa del fracaso es de otro, él solo pasaba por allí.

Pablo Iglesias es un mago en el arte de controlar los tiempos, a los medios de comunicación, y la situación. Control no significa tener la solución, y eso es un problema. Resulta que al final mucho postureo, mucho discurso populista y demagogo, pero no salimos de ahí.

El 26J se presenta como una realidad cada día que pasa, lo que significa un fracaso para todos. Para los políticos porque no han demostrado estar a la altura, y para los de a pie que deberemos dejar aún más clara nuestra postura en la repetición de unas elecciones que nunca estuvo en nuestra mente.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Al 26J de cabeza

  1. Javier Marcos Angulo dijo:

    Definitivamente somos gilipollas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s