España, la casa de los líos

avatar nuevo

Llevamos todo el fin de semana estragados de tanto comer “a la valenciana” y eso que el arroz en paella nos vuelve locos. Pablo Iglesias está tan sumamente pesado con el tema que más de uno ha cancelado las vacaciones en la Comunitat que regenta Ximo Puig por “jartura”.

Dejemos a los valencianos que ya tienen lo suyo desmontando los desmanes que, presuntamente, llevó a cabo Rita Barberá durante más de dos décadas. “Pero cenemos, Inés, si te parece primero”, que escribiera Baltasar de Alcázar, antes de enfangarnos en el asunto de formar gobierno en un tripartito cuya base común parte de enviar a Rajoy y los suyos a la bancada de la oposición a la mayor brevedad posible.

Tres patas para aguantar un banco deberían ser suficiente. Sucede que dos de ellas no se pueden ver entre sí, y en otras dos la carcoma interna amenaza con devorarlo todo.

Pablo Iglesias sigue en su empeño en que con Albert Rivera no va ni a la puerta de la calle, y el líder de la coalición naranja tres cuartas de lo mismo. Pedro no hace más que intentar mediar entre ambas partes, y para conseguirlo ha encargado kilos y kilos de vaselina, amén de toneladas de calzadores.

Los tres entienden de números y saben que 161 no da para lo que tiene que dar, y que para conseguir los 199 hay que hacer encaje de bolillos. Lo de que tengan una bolillera que domine el arte ya no es tan fácil de encontrar, es un oficio que se ha ido perdiendo con el tiempo. En este país lo de tener hombres o mujeres de Estado ni está ni se le espera.

Mientras “el trío La, la, la,” está a lo que está, ¿Rajoy y los suyos a qué se dedican?

Siguen siendo gobierno en funciones y ya va saliendo a la luz que hicieron trampas con los números. El asuntillo de los 10.000 millones en el Déficit es para nota, por mucho que Montoro quiera echarle la culpa a las siempre gastosas CCAA y a los enfermos de hepatitis. El vómito intelectual que provoca escuchar al Ministro de Hacienda señalando a quienes sufren la enfermedad hepática no es comparable a nada de lo que ha hecho hasta ahora, y le hemos visto hacer de todo.

El Déficit es solo una parte de la herencia que recibirá el futuro gobierno tripartito que sean capaces de formar entre PSOE, Podemos y Ciudadanos. Veremos cuantos otros números más se encuentran que no son los que deberían ser. Todos tenemos muy claro que Rajoy y los suyos han estado haciendo trampas con todo, y en el término todo incluimos la Tasa de Desempleo, la aceleración económica y demás temas que han cocinado para contentar a su electorado.

Rajoy y los suyos siguen esperando que los “tres numantinos” no sean capaces de llegar a ninguna parte, que finalmente el 26J sea una realidad, así es como se lo está vendiendo a Merkel.

La Canciller con los problemas que los refugiados le crean en su territorio tiene para estar entretenida de momento. No nos frotemos las manos que una vez tengamos gobierno, antes o después del verano, los recortes van a ser de tal calibre que veamos como los explican. Que España es el país de los líos, haya habido pacto a la valenciana o no.

Galiana

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a España, la casa de los líos

  1. La que nos viene, va a ser de campeonato

  2. Pingback: España, la casa de los líos – Manuel Aguilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s