La UE, un error tras otro

avatar nuevo

Tras los atentados de Bruselas las vacaciones pasadas las preguntas a responder son muchas y muy variadas. ¿Los ciudadanos de la UE debemos temer a DAESH, y esperar sentados que cometan otra atrocidad similar o parecida? ¿Los gobiernos de la UE están preparados para combatir al enemigo sin dar la sensación de estar en guerra permanente con ISIS? ¿Tiene la UE una política común para hacer frente a esta barbarie, para evitar que tragedias como ésta vuelvan a suceder, porque llevamos ya unas cuantas?

Los ciudadanos europeos necesitamos respuestas. Saber que la UE es algo más que unas siglas, o un retiro donde enviar a políticos que resultan algo incómodos en sus países de origen.

¿La soberanía depositada por los países de los diferentes Estados miembros de la UE es papel mojado, palabras que el viento se lleva cuando interesa o realmente sirve para algo?

El proyecto europeo dista mucho de ser lo que nos vendieron. La Europa unida con la que algunos soñaron es puro postureo que cuando han venido mal dadas no ha sabido estar a la altura.

La gran UE que se siente impotente ante el desafío de DAESH, y quien diga lo contrario miente como un bellaco. El terrorismo acongoja, por no escribir otra cosa, porque la sangre y los muertos que yacen sobre el suelo de Europa son en su mayoría europeos. De sentirse impotente e indefenso en tu propio territorio los españoles o irlandeses sabemos un poquito.

Los sirios también sufren el desamparo en su tierra, viven en una guerra que les obliga a salir de sus casas con lo puesto huyendo hacía una UE que aparenta quererles, pero que les vende como Judas a los turcos por treinta monedas de plata.

A los mandamases europeos no se les ha ocurrido otra forma de resolver la cuestión de los refugiados, lo cual nos provoca vómito intelectual.

Las palabras vergonzoso, humillante, denigrante, ignominioso, inmoral o despreciable se quedan muy pequeñas para definir lo que la UE está haciendo con los refugiados. Lo que se está llevando a cabo con estos seres humanos, a los que desde la UE se les ha despojado de la palabra humano, nos recuerda momentos de una historia cercana en el tiempo y que no quisiéramos repetir. Debe ser que no aprendemos de nuestros errores, o que nos empeñamos en tropezar en la misma piedra una y otra vez.

Las papeletas para el resurgimiento de la ultraderecha cruel y xenófoba las estamos regalando por millares. Luego vendrán las lamentaciones, para entonces será tarde, demasiado tarde, y como de costumbre nos echaremos las manos a la cabeza porque eso y encogernos de hombros es lo que mejor se nos da hacer ante los problemas.

Ésta es la UE que tenemos, no es la que queremos los europeos ni de lejos. Los gobiernos de los diferentes Estados de la Unión que vayan tomando nota. De paso si quieren y les da la real gana que vayan haciendo algo al respecto porque como los ciudadanos europeos tomemos el mando a más de uno le van a temblar las piernas.

Galiana

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La UE, un error tras otro

  1. Así no quiero ser europeo, así no. De ninguna manera

  2. Pingback: La UE, un error tras otro – Manuel Aguilar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s