Pablo Iglesias: yo, mí, me, conmigo

avatar nuevo

Formar un partido político con unos cuantos colegas no es ni será la primera vez que lo vemos. El problema aparece cuando el líder les ha hecho un lavado de cerebro lo suficientemente importante para hacerles pasar de amigos a seguidores.

Podemos vende que son muchas voces entonando el mismo soniquete, sí se puede. ¿Se puede qué? Llegar a las instituciones. ¡Enhorabuena!, lo han conseguido. La cuestión una vez alcanzado el logro es: ¿Llegar para qué? Para que el líder demuestre que no es más que un telepredicador que considera el Congreso un plató de televisión, mal asunto.

Pablo Iglesias de ego, arrogancia, prepotencia y soberbia va más que servido. Cualidades que no aportan nada nuevo a la política, ésta de tipos como él está más que saturada.

El comportamiento del líder de la coalición morada insultando o faltando el respeto a los diputados desde al atril de la tribuna de oradores del Congreso ha abierto heridas entre sus “enemigos naturales” y entre los suyos.

Al incluir en su discurso en la sesión fallida de investidura de Sánchez el tema de la cal viva pensó que podría destrozar al PSOE, y lo único que consiguió fue encabronar a todos, incluidos sus votantes.

A Íñigo Errejón, su segundo de abordo hasta el día de hoy, que su Jefe de filas detonara con semejante barbaridad los puentes con el PSOE, le ha revuelto las tripas. Está convencido que no son las formas de hacer las cosas, sobre todo en un momento en el que se requiere calma y cabeza fría.

La visceralidad de Iglesias, sus ansias de poder, no son las cualidades que se necesitan para sacar a Rajoy y al PP del Gobierno. Para mandar a la oposición a la derecha es imprescindible un gobierno de izquierdas, sin excluir a los que quieran unirse por muy antagónicos que sean.

Pablo Iglesias quiere ser la novia en la boda, el muerto en el entierro y el niño en el bautizo, y se equivoca. Lo suyos intentan hacerle ver que los cinco millones de personas que les respaldan no son suficientes para asaltar los cielos de Moncloa. Con lo que el lío está servido.

Hasta tal punto están llegando las discrepancias entre los podemitas que en Galicia se tuvo que poner una gestora para que controlara el despiporre. Su portavoz, el senador García Buitrón, no ha conseguido aplacar los ánimos, y ya tiene dimisiones de su propia gestora encima de su mesa. De momento no pasa de ser un dolor de cabeza, pero a poco que Pablo Iglesias se descuide, y habiendo como hay elecciones gallegas este año, puede convertirse en un grano en el culo.

Sin salir de las tierras gallegas. Beiras, el líder de En Marea, ha dicho que, si Pablo Iglesias busca el 26J, él y los suyos saldrán de la coalición, está hasta el moño de que no le den lo que les prometió.

En Podemos Madrid las luchas entre los errejonistas y los iglesistas son de toma pan y moja. Sus líderes se fotografían entre abrazos y sonrisas en las redes sociales mientras los suyos se clavan puñales por doquier.

Si estos son los nuevos políticos que viene a sustituir a los viejos virgencita, virgencita, que nos dejen como estamos.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Pablo Iglesias: yo, mí, me, conmigo

  1. Guillermo dijo:

    Chapo Galiana con este retrato de aquellos que confunden la Utopía con el egocentrismo.

  2. Pingback: Pablo Iglesias: yo, mí, me, conmigo – Manuel Aguilar

  3. La ‘casta’ está ya dentro de la ‘casta’. Ahora son casta todos. ¿Entonces qué es la casta?

  4. Nos se que te han echo lo de Podemos pero yo creo que te pasas un poco.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s