Todo preparado para jugar con las matemáticas

avatar nuevo

Empezamos la semana con la imagen en la retina de políticos de diferentes formaciones políticas sentados a una mesa intentando llegar a un pacto para elegir a Sánchez como presidente, y si se terciaba con uno de gobernabilidad mantenerle en el poder cuatro años. Podría decirse que el objetivo se ha conseguido porque pacto haberlo haylo, pero…

Vaya por delante que en esto de los pactos nunca llueve a gusto de todos. Sabíamos que más de uno de los sentados a la mesa no iba a estar muy conforme con el enfoque socialdemócrata de los temas que se ponían sobre la mesa.

El PSOE y Ciudadanos tienen un pacto para que Sánchez sea Presidente. Han trazado una hoja de ruta para que la debilidad del gobierno, que la tendrá, sea la menor posible.

El pacto de gobernabilidad va desde, sin tocar el IRPF, hacer una reforma fiscal en condiciones que esté preparada para ser incluida en los PGE del 2017. Reformar el 135 para garantizar la financiación de los derechos fundamentales, incluyendo como tal la Sanidad. Reforma del Senado reduciéndolo a 80 senadores, pero sin hacerlo desaparecer. Convertir las Diputaciones provinciales en un Consejo de Alcaldes. Crear una Oficina Nacional de control fiscal de grandes fortunas en la Agencia Tributaria sin tocar las rentas del trabajo. Despolitizar la Justicia. Limitar el mandato a 8 años como máximo del Presidente del país. Fuera los aforamientos…

Arduas tareas tienen por delante PSOE y Ciudadanos porque a lo anterior expuesto habría que añadir la derogación de la reforma laboral, la LOMCE, la “Ley Mordaza” y todo aquello que el Gobierno del PP ha hecho para cercenar los Derechos y Libertades de los españoles.

La cuestión es que con este pacto ambas formaciones tienen un escollo, que veremos si es salvable o no. Las matemáticas no les salen. Tenemos 90 diputados socialistas, 40 de Albert Rivera, y 1 de Coalición Canaria, salvo que nos equivoquemos eso hace un montante de 131, cantidad a todas luces insuficiente para lograr superar la sesión de investidura.

Sánchez y Rivera cuentan con la negativa de los 122 del PP, con lo cual, para sacar adelante la sesión de investidura, en primera o en segunda votación, necesitarían la abstención del resto de parlamentarios, y ahí es donde está la madre del cordero.

Podemos se ha cabreado más que una mona por su pretensión de querer ser la novia en la boda, el niño en el bautizo y el muerto en el entierro. De momento no han querido sumarse al pacto entre el PSOE y Ciudadanos. Amenaza como un niño enfurruñado en votar contra Pedro Sánchez como Presidente del Gobierno. Ese ego desmedido de Pablo Iglesias nos va a traer a todos de cabeza, por no hablar de su animadversión hacia Rivera.

Sin ánimo de ser moscas cojoneras, la actitud de Pablo Iglesias tiene un nombre y desde luego no es el de calificarle como hombre de Estado, que dicho sea de paso es lo que necesitamos en este país más que el comer.

El martes comenzará la sesión de investidura. Será el momento de ver quién sabe jugar mejor con las matemáticas.

Galiana

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Todo preparado para jugar con las matemáticas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s