Rajoy esperando el fracaso de la izquierda

avatar nuevo

La credibilidad de Rajoy está demostrada con creces que es nula, todo lo contrario que su cobardía de la que hace gala siempre que puede. El Presidente del Gobierno en funciones es de los que se sienta en la puerta de su casa para ver pasar el cadáver de su enemigo, hasta el momento le ha salido bien, tan sumamente bien que está a punto de repetir en el cargo gracias a una jugada que él piensa es maestra

Le dijo al Jefe del Estado que no estaba en condiciones de aceptar formar gobierno a pesar de ser la formación más votada. Felipe de Borbón se la tragó doblada y le encargó el asunto de marras al siguiente de la lista, Pedro Sánchez, que dio un paso al frente aceptando una responsabilidad que no era suya.

El país lleva casi 60 días en un compás de espera, donde los pactos parece que van, pero no o pero sí, según sea el día, la hora o quien de las partes dé a los medios de comunicación una versión en la que quién habla sale favorecido y quién calla no se sabe en qué posición realmente se halla.

En todo este guirigay en el que vivimos mientras Sánchez intenta hacer encaje de bolillos con Podemos y Ciudadanos para formar de una puñetera vez gobierno, va Rajoy y desvela su estrategia.

El tipo que no tuvo arrestos para hablar con nadie, el sujeto que declinó el formar gobierno porque ni Dios quería pactar con los suyos, el cobarde que mantiene paralizado institucionalmente el país, está esperando que Sánchez fracase estrepitosamente para colgarse la medalla de salvapatrias y de paso cargarse a todo aquel que pudiera hacerle sombra.

Rajoy está esperando ver pasar el cadáver de Sánchez y del socialismo que se verá abocado a una refundación de la que le va a costar salir lo que no está escrito por mucho que los “susanistas” estén al acecho.

La comitiva fúnebre, debe ser que no sentimos influenciados por el reciente “entierro de la Sardina”, continuará con Pablo Iglesias. Los suyos le reprocharán su falta de cintura y su excesivo ego, los cuales están sido piezas angulares a la hora de no llegar a un entendimiento con el PSOE.

Sobre si en el cortejo luctuoso se cuenta con Albert Rivera o no, en este momento es una incógnita. El líder de Ciudadanos siempre nos ha parecido un tipo astuto, amable, pero un zorro. En el hipotético caso que quisiera pactar con Rajoy, estrechar la mano de un partido como el PP donde la corrupción es el pan nuestro de cada día, sería su final. Cierto que, con el permiso de Soraya, podría ser Vicepresidente de un Gobierno cuyo recorrido no iría más allá de la de la elaboración de los Presupuesto Generales del Estado puesto que sufriría como nunca el acoso de un bloque común de la izquierda como nunca hemos visto en este país. En definitiva, supondría que las exequias por Sánchez e Iglesias se completarían con la de Rivera.

Estas son las aspiraciones de Rajoy, que se cumplan no dependerán de sus propios méritos, si no del demérito de los demás por su incapacidad de logar que tengamos cuatro años más gobernando a un Don Tancredo a quien el futuro del país le trae sin cuidado y el de los españoles se la refanfinfla.

Galiana

 

 

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Rajoy esperando el fracaso de la izquierda

  1. Maria dijo:

    Cuatro años más Rajoy y España se convierte en una Somalia. Para que él con los suyos sobresalga el resto nos veo parias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s