¡Estamos listos!

avatar nuevo

Esta especie de espiral absurda en la que han entrado los políticos de no querer asumir responsabilidades, de hacerlo a medias o de dejar que otros lo hagan por ellos, no nos va a llevar a ninguna parte.

Este juego de proponer hojas de rutas imposibles, líneas rojas que no son más que puro postureo, lo único que está haciendo es colapsar al país. Y no debemos olvidar que éste ya está bastante colapsado por la crisis de la que estamos saliendo, pero no.

Nada de lo que está sucediendo es normal. Nos lo intentan vender como nuevos e inéditos tiempos en política. Las frases hechas quedan muy bien en los titulares de los medios de comunicación, lo malo es que tras ellas no hay más que la nada.

El Jefe del Estado de nuevo se está viendo con las diferentes formaciones políticas. Mucha foto, mucha sonrisa, mucha declaración de cara a la galería, pero estamos de la manera que estamos. Es decir, con un Gobierno en funciones que paraliza el normal funcionamiento del país como una naturalidad anómala en la que parece no reparar ni Dios.

Mientras el PP espera que los Barones el día 30 en el Comité Federal manden a hacer puñetas a Pedro Sánchez y quitarse un enemigo de encima por “autosuicidio”, los días pasan y todo sigue en un suspenso que no beneficia a nadie. Esta política de supervivencia que ha implantado Rajo será buena para él, para el PP, pero de mirar por los de a pie va a ser que no.

De todo este follón que tenemos encima que, sin ánimo de tocar las narices a nadie, era lo que nos faltaba, saldrá un Gobierno en minoría y muy débil que deberá sacar adelante al país.

En medio de todo esto la ciudadanía empieza a estar hasta el moño de tanto dislate, de tanto ver como lo que de verdad les importa a mucho de los que se dicen Servidores Públicos es ver en que sillón van a asentar sus posaderas.

El espectáculo lejos de buscar soluciones consiste en que los viejos políticos no quieren que nadie les saque de su espacio de confort, y les da lo mismo el precio que a la ciudadanía nos pueda costar. Los recién llegados tienen hambre de poder, así sin más, y no lo disimulan absolutamente nada.

¿Qué hacer con este panorama? De momento lo único es ver como los unos y los otros mueven las fichas del tablero para evitar que empiecen a correr los plazos de la dichosa sesión de investidura. A ninguno de ellos se le escapa que quien dinamite este bucle diabólico en el que nos encontramos es el que más tiene que perder. El partido que se ponga de perfil, el que no quiera negociar cara a la galería, aquel que sea señalado con el dedo por llevarnos a unas nuevas elecciones está muerto y bien muerto.

En estas estamos mientras volvemos a ver las mismas caras sonrientes estrechando la mano del Jefe del Estado en obligado cumplimiento con lo que dice la Constitución para la formación de Gobierno. ¡¡¡Estamos listos!!!

Galiana

 

 

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a ¡Estamos listos!

  1. Guillermo dijo:

    En los últimos días, no sé por qué motivo, me he acordado de los Conclaves Cardenalicios, en los que se reúnen, se cierra la puerta con llave y hasta que no hay fumata blanca no sale ni dios.
    Es cierto, que nuestras señorías son otra cosa, pero también es verdad, que la ciudadanía, en esta ocasión, ha dispersado su voluntad tanto que sus susodichas señorías no saben como gestionar los resultados: si giro a la izquierda malo, si giro a la derecha peor, dirección prohibida.

  2. peppo dijo:

    A estos politicos les pagamos para que curren y hagan bien su trabajo. Deberian saber que en las actuales circunstancias, deberian dialogar, debatir y pactar llegando a un programa de gobierno que recoja los puntos mas importantes presentados entre todos durante la campaña electoral.
    Deberian de entender que este programa de gobierno común no representaria la derrota de nadie, sino la vistoria de la democracia sobre el inmovilismo y la corrupcion.
    Mucho me temo que no esten capacitados para llegar acuerdos y sigan con sus tacticas de avestruz y de barrer la mierda debajo de la alfombra, intentando jugar tambien al despiste de “a ver si a mi no me sañala el dedo del Rey para el debate de investidura”. En fin, un espectaculo lamentable e infantoliode que da mucho de pensar de la madurez mental de todos ellos y que amenaza con que se convoquen unas nuevas elecciones en las que los resultados sean parecidos y mientras tanto no se abordan los urgentes problemas que tiene planteados este país.
    A este paso me presento de candidato y me eligen!

  3. Los viejos no quieren nada nuevo, no quieren que les quiten sus sillones y algo más.
    Si no se remedia, tendremos nuevas elecciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s