Pedro Sánchez en la mitad del medio

avatar nuevo

¿Quién iba a decirle a Pedro Sánchez que antes de celebrarse el 20D iba a estar en el lugar en el que está ahora? Cada decisión que toma, incluso las que no, se colocan como por arte de magia en el centro del huracán.

No es que el todavía Secretario General de los socialistas la líe parda a todas horas, es sencillamente que desde dentro de Ferraz como desde fuera le tienen muchas, pero que muchas ganas.

Es verdad que en este país lo de ser diferente tiene un coste, y es menester que reconozcamos que Pedro Sánchez trajo unos aires muy a la americana a la política. Lo que en un principio parecía que iba a servirle para encumbrarle a la postre ha resultado todo lo contrario, más que nada porque en este país somos bastante paletos en líneas generales.

Los suyos, por empezar por los de casa que siempre tiene más morbo, se la tienen jurada. A los Barones no les gusta cómo se las gasta, como les ningunea a la hora de tomar decisiones, como ejerce de lo que es, Secretario General, sin pedir permiso a nadie y lo que es peor pasándose el Comité Federal por la entrepierna de lunes a domingo. ¿Dónde vamos a ir a parar con un tipo como éste al mando?, le preguntan una y otra vez los Barones con las manos en la cabeza a Susana Díaz. Ésta, que se las da de lideresa pensando que con ello demuestra lo poderosa que es, en lugar de apagar los fuegos, como corresponde a quien pretende ostentar un liderazgo, se dedica a echar más leña al fuego.

Sánchez sabe que tiene una única baza para no ser un “muerto”, ésta pasa por dejar que Rajoy se vaya a tomar viento fresco y ser él el próximo Presidente del Gobierno. La meta no es sencilla, pero es eso o la nada. Así que arrojo y a no desfallecer en el intento.

Para conseguir su objetivo lo de pactar con el PP no es una opción por mucho que desde Génova no hagan más que facilitarle las cosas, con alfombra roja incluida. Rajoy y los suyos hacen como que no escuchan sus negativas. Amenazan a la sociedad con que el desembarco de la izquierda va a ser lo peor que nos pueda pasar y la culpa de todo será de Sánchez que está como loco por llegar a la Moncloa sin darse cuentas que nos vende a unos degenerados antisistema que, por no saber, no saben respetar ni las más mínimas reglas de comportamiento en las Instituciones.

La estrategia del líder de los socialistas pasa por hacerle guiños a Ciudadanos, donde un Albert Rivera le corresponde porque de sobra sabe que poniéndole ojitos algo más va a sacar que negándose a ello.

Lo que más escandaliza del comportamiento de Sánchez es la caída de parpados a Democracia y Libertad y a ERC. ¿Con los catalanes? ¡Qué desfachatez! ¿Nadie va a decirle a este hombre que tender la mano a los independentistas es un pecado mortal que puede llevar al PSOE a arder en la hoguera?

En fin, Pedro Sánchez tiene una papeleta complicada por delante que tendrá que ir resolviendo a la mayor brevedad posible como buenamente pueda.

Galiana

 

 

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Pedro Sánchez en la mitad del medio

  1. Maria dijo:

    No soporto a Susana Díaz.

  2. Sánchez, morirá, matando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s