Necesitamos un respiro

avatar nuevo

Sabíamos que el ambiente iba a estar denso, pero lo que no podíamos imaginar es que los encargados de limpiarle en lugar de hacerlo se encargaran de emponzoñarlo más todavía.

No se puede comenzar una legislatura con las pinturas de guerra sobre el rostro y el hacha levantada, así no hay manera. La idea de querer cortar cabezas como si no hubiera un mañana desde el inicio de la partida nunca ha funcionado y nunca lo hará, demasiado estrés para un país que desde hace tiempo vive permanentemente estresado.

Sería recomendable que los políticos entrasen en el Congreso con una tila ya tomada desde casa. Por si esto no fuera suficiente proponemos tener camareros que les lleven otra a sus respectivos escaños cada media hora. Lo de incluir un lorazepam para algunos llegado el caso sería hasta una obligación.

El PSOE propuso un pacto de izquierda para evitar que Rajoy renueve su cargo como Presidente del Gobierno, lo cual era casi una obviedad. Pablo Iglesias, en lugar de tender puentes, no hace sino poner líneas rojas constantemente dejando claro que o las cosas se hacen a su manera o es la guerra.

Lo que a estas alturas del partido es que el líder de Podemos mucho criticar lo que propone el PSOE, pero todavía no le hemos escuchado una propuesta alternativa. Mucho decir que entre PP, PSOE y Ciudadanos se está produciendo una merienda de negros, pero ofrecer alternativas para evitar que así sea ni una.

El Congreso tiene sus propias reglas. Algunas claras, tanto que no ofrecen posibilidad de dudas, y parece que algunas de las llamadas fuerzas políticas emergentes no estás muy de acuerdo con ellas, alguien debería decirles que si quieren cambiarlas están en su derecho de intentarlo, pero hasta que eso suceda tiene que tragar con ellas. Otras de estas normas necesitan de su interpretación porque no son suficientemente nítidas, una lástima, pero para ello en política tenemos un principio básico: Pacta sunt servanda, y parece ser que a Podemos esta manera de hacer las cosas ni le convence ni le conviene.

Es cierto que este país necesita una nueva forma de hacer política, pero eso no significa que haya que pasarse las normas básicas por la entrepierna como pretenden Pablo Iglesias y los suyos. 69 escaños dan para intentar cambiar lo que se ha quedado viejo, lo que significó algo en el 78 pero que ya nos viene pequeño, lo que en ningún caso pueden servir es para pasarse por la piedra todos los reglamentos en los que se asienta la política de este país, más que nada porque entonces no estaríamos hablando de democracia sino de otra cosa.

La verdad es que con esta situación nos vemos en la necesidad de solicitar un respiro, un receso, o llamémoslo como queramos porque la XI legislatura está intentando echar a andar y hay que dejar que lo intente al menos sin apretarle el gaznate con tanta fuerza.

Galiana

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Necesitamos un respiro

  1. Pingback: Necesitamos un respiro – Manuel Aguilar

  2. Totalmente de acuerdo con el principio básico del Derecho Civil. Y además el sentido común de hacer las cosas y más en política.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s