¡Viva el acongojamiento!

avatar nuevo

Hemos llegado al viernes la mar de estresados. Vivimos a caballo entre el acongojamiento que sentimos al ver a Bruselas, la Babel de la UE, sitiada y en estado de máxima alerta por culpa del terrorismo yihadista, y las movidas entre Mas, la CUP y Montoro.

Por partes, que nos estamos amontonando como de costumbre. No es excusa, pero como la semana ha sido nefasta ya estamos con el ojo puesto en la que está por llegar, que trae debate electoral desde el mismo lunes. El lunes los espadas de los grandes partidos intentarán hacer lo que puedan en El País, como mandan los cánones de todos los países democráticos. Una cosita, quien espere ver el careto de Rajoy que se vaya haciendo a la idea que va a ser que no. El líder de los populares ha preferido mandar a su “chica para todo”, la todopoderosa Soraya Sáez de Santamaría, que lo mismo se nos accidenta en un globo aerostático con Jesús Calleja para grabar un show televisivo que se nos enfunda un traje de campaña para arengar a las tropas donde toque. PRISA ha dicho que naranjas de la china, que dejará el atril vacío, que los primeros espadas o el hueco.

Esto de que sea viernes nos tiene descontrolados, pero es lo que hay cuando la semana va a trompicones entre los que se creen Hércules y los cobardicas genéticos.

Ya estamos explicando todo esto, que estamos deseando salir corriendo con nuestro disfraz de consumistas para disfrutar del Black Friday, tradición importada de los EEUU como otras muchas, cualquier año celebramos Acción de Gracias y todo.

Putin, gracias al derribo de su avión, tiene la autoridad moral que necesitaba para sacar el ogro que lleva dentro y ponerse como lo que es, un energúmeno descerebrado, a bombardear Siria, lo que le salga de la punta del… porque una vez que se ha sentado en el trono de hierro veremos quién es el guapo que le hace levantarse.

Con un Putin desatado la UE debería por lo menos decir algo. Ella ni “chus ni mus”, que ya le tiene dicho su abuela que “calladita está más guapa, que vivimos unos tiempos en los que una no debe significarse”.

En medio de todo eso Rajoy mantiene los dedos cruzados y ha ordenado a Báñez y a Fernández Díaz, ministros religiosos por demás en su gobierno, que le pongan velas a todos los santos y vírgenes que conozcan para que no le obligue nadie a ir a una guerra contra Dáesh antes del 20D.

Rajoy sabe que apoyar a Francia en esto de hacerle la guerra al EI antes de las elecciones le supone hacer las maletas en Moncloa. Tiene la experiencia de Aznar cuando el 11M, y por no caer en el mismo error que anda el hombre indeciso, con la cabeza bajo tierra marcándose un avestruz para no tener que verle la jeta al mandamás galo, que dicho sea está “engorilado” no, no, lo siguiente.

Hollande, que parecía tonto cuando le compramos en el mercadillo, ha demostrado que en caliente y con la sangre de los franceses sobre el asfalto puede írsele la pinza mucho. Lo peor no es que se le vaya, lo peor es que pretende arrastrarnos a todos en esto de pelear contra ISIS, y se olvida que combatir el terrorismo usando el culo más que la cabeza siempre acaba mal.

Que los dioses nos amparen porque el lunes llegará y puede que el debate electoral quede en agua de borrajas vista la actualidad internacional que nos rodea.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¡Viva el acongojamiento!

  1. Es tan bueno tu artículo que no me atrevo a mancharlo con un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s