Las listas de la discordia

avatar nuevo

En los partidos políticos están como locos intentando cerrar las listas para el 20D, ésas que contienen los nombres de quienes nos van a representar los próximos cuatro años.

Calificar estos listados como de nombres de personas que nos representan es un tanto arriesgado porque a la hora de la verdad lo que se dice representar, representar, no lo hacen mucho, pero toca ser políticamente correctos.

Dejando a un lado el asunto de la representación, que ya es, toca centrarse en lo que los líderes de las diferentes formaciones están haciendo por colocar, recolocar o añadir nombres.

En el PP la verdad es que lo tienen peliagudo. Aspiran a repetir mandato, y eso de renovarse o morir no es algo que vaya mucho con la filosofía de Rajoy. Ciutadans viene arrasando y en Génova saben que el verbo renovar toca conjugarlo, sí o sí. Uno de los mayores problemas con los que se están encontrando los populares es el asunto de colocar a los Ministros y a los Presidentes de CCAA que han dejado de serlo tras el 24M, demasiada gente para pocos puestos. Otra cuestión es el tema de encontrar nombres que no estén salpicados por la corrupción, este asunto lo vamos a dejar aparcado de momento que no queremos encabronar al personal demasiado.

El PSOE de Pedro Sánchez ya hizo su renovación casi al 100% para los comicios del 24M, con lo que parte del trabajo lo tienen hecho. El problema que tienen los socialistas viene incardinado con la relación, o no relación, entre el líder de Ferraz y la lideresa de los andaluces. Susana Díaz no va a dejar de colocar a los suyos donde quiere y cuando quiere, aunque esté por ver si eso va a suceder.

En Ciutadans lo de renovar es un verbo que no tiene sentido porque todo es nuevo, al igual que en Podemos, pero saben que lo suyo no es vender nombres sino renovación de las políticas, de las ideas. Los de Albert Rivera con sacarse de encima el ser la marca blanca del PP ya tienen suficiente, pero que nadie les subestime que, como reza en el título de un tema de Alejandro Sanz, vienen “pisando fuerte”.

Pablo Iglesias contaba con llegar a estas alturas de la película con mayor rédito del que tiene. Nadie dentro de Podemos se explica cómo ha dilapidado el que a priori parecían tener, pero los resultados del 24M y sobre todo las catalanas han hecho que muchos nombres se hayan caído de la lista mientras que otros que no parecía iba a ir suenan a música celestial.

Los podemitas tienen un quebradero de cabeza con la relación que se traen con Alberto Garzón. Las sinergias entre los líderes de IU y de Podemos no son los que unos y otros habían imaginado, pero en política ya se sabe que cuanto más se empeña uno en casar a los novios menos ganas tienen éstos de que les lleven al altar.

La elaboración de las listas está casi terminada. En la mayoría de ellas encontraremos nombres a dedo, favores debidos que se pagan, algún nombre ilustre que se dejó el lustre atrás hace tiempo, algún compañero de pupitre, caras nuevas y otras no tanto.

Los votantes pasaremos un rato entretenido mientras los partidos las terminan porque nos pone, y mucho, esto de ver a los políticos hacer cabriolas como si fueran la cabra en el cajón.

Galiana

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Las listas de la discordia

  1. Peppo dijo:

    Más le vale a la izquierda agruparse y hacer frente común contra el PP-Ciutadans

  2. Lo de la cabra en el cajón, me ha encantado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s