Es la hora de botar a Rajoy

avatar nuevo

Rajoy debe irse sí o sí el próximo 20D. No hay lugar a dudas, ya que este país no puede, ni debe, permitirse continuar manteniendo en Moncloa una persona cuya máxima aspiración en la vida es imponer la religión del “don tancredismo” como forma de gobierno.

Podríamos enumerar las razones por las cuales Rajoy tiene que irse a practicar el inmovilismo a su casa, pero estaríamos en ello hoy, mañana, lo que queda de semana, y hasta la jornada de reflexión del 19 de diciembre. No vamos a hacerlo porque sería recrearnos en el pasado, y esto sería adolecer del mismo vicio que tiene el actual Presidente del Gobierno.

Lo de utilizar el concepto Presidente del Gobierno, o el verbo gobernar en relación a Rajoy podríamos decir que es una licencia literaria porque, seamos sinceros, lo que se dice gobernar, gobernar, este hombre no lo ha hecho en estos cuatro años. Lo que ha hecho es obedecer, bajarse los pantalones, ponerse y ponernos mirando a Cuenca ante Merkel.

Esta letanía le ha durado tres años, porque este último ni siquiera ha ido haciendo reverencias ante el paso bajo palio de la Canciller alemana. Su inacción ha sido de tal calibre que podríamos decir que nunca ha ejercido de Presidente del Gobierno.

De lo que verdaderamente ha ejercido Rajoy ha sido de “fracasador”. Se propuso sacar al país de la crisis y va a ser que en ella seguimos, y seguiremos per secula seculorum si se nos ocurre el 20D dejar el poder en manos de este cretino, irresponsable e inepto.

Para los que piensen que hemos accionado el botón antirajoy porque nos hemos levantado con el pie izquierdo diremos que no tenemos nada personal contra él. El asunto es mucho más sencillo. Focalizamos la salida de éste del poder, sin alinearnos con los de Albert Rivera, que basan su estrategia en vendernos que él es el malo de la peli, y exigen su cabeza para apoyar al PP llegado el caso.

Lo que no dicen los de Ciutadans es que el PP tras cuatro años de legislatura ha demostrado ser unos retrógrados e involucionistas. Por mucho que Cifuentes se empeñe en abanderar la modernidad de Génova ya no cuela, solo tenemos que escuchar a los madrileños hablar de las “magníficas” gestiones que Gallardón y Aguirre, versos sueltos del PP, han hecho en Madrid para no querer comprar nunca más este tipo de modernidades.

Modernidades que pasan por tener que asistir al bochornoso espectáculo de ver cómo el Ministro de Interior condecora a las vírgenes que le sale de ahí mismo porque en todo el país no hay un solo españolito que merezca tal distinción. Pero no solo las vírgenes, pobrecitas ellas, bastante desgracia tienen con ser adoradas por Fernández Díaz, son las representantes de la falta de todo en el PP. Wert y su sucesor, Méndez de Vigo, la han liado en Educación con eso de imponer en las aulas más clases de religión y menos de filosofía, que los rezos ante Dios seguro que hacen más por nuestros hijos que las ideas de un tal Platón y compañía.

Lo dicho, que el 20D más nos vale mandar a Rajoy a casa y colocar a alguien que arregle este desaguisado o de lo contrario el futuro de todos va a ser negro no, lo siguiente.

Galiana

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Es la hora de botar a Rajoy

  1. Peppo dijo:

    Este fracasó de pseudo gobernante hay que botarlo ya antes que Acevedo con llo que va quedando de pais

  2. Como digo en el RT en Facebook, Sí, BOTAR, está bien escrito, sin duda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s