Consecuencias de votar con el corazón

avatar nuevo

Los españoles cada vez que tenemos una cita con las urnas tenemos un problema que podríamos considerar serio, tirando a grave. Nos dejamos arrastrar por el corazón en lugar de usar lo que hay que usar, que no es otra cosa que la cabeza y el bolsillo.

El resultado de dejarnos llevar por el corazón es que al final llega al poder algún que otro descerebrado que acaba por llevar al país a situaciones abismales, y los de a pie tenemos que soportar sus excentricidades por décadas antes de colocar al país, de nuevo, en la casilla de salida del juego.

Éstos insensatos, aupados por una ciudadanía ignorante, sumisa y tradicionalista, se califican a si mismos de salvapatrias nacionales, pero resulta que con sus acciones o inacciones demuestran que son todo lo contrario.

El ejemplo más claro podemos verlo en Mas y Rajoy. Ambos llegaron al poder diciendo que salvarían Catalunya y España, respectivamente, y resulta que han hecho todo lo contrario. En ambos territorios hay un caos descontrolado, que no se va de madre gracias a que la ciudadanía mantiene la cordura en los momentos en los que hay que mantenerla.

El futuro de España y de Catalunya, la relación que entre ambos territorios vaya a existir en el corto, medio y largo plazo va a depender de lo que tarden en salir del escenario político este par de cenutrios.

Mas no tiene tan claro que vaya a repetir como President de la Generalitat. En su afán por demostrar que a héroe catalanista no le gana ni Dios ha resultado que ha dejado a Catalunya, y a España, en manos de la CUP. Este berzotas pagado de sí mismo va a salir por la puerta trasera de la política con ínfulas de ganador, demostrando que no se ha enterado de nada porque su soberbia no le ha permitido ver tres en un burro.

Es mentar a los pollinos y pensar en el compañero de fatigas de Mas, que nadie sea mal pensado no tenemos la mente puesta en Junqueras, que por aquello de nombrar asnos bien podría ser, estamos más en el actual inquilino de Moncloa.

El PP ha salido el peor parado de las elecciones catalanas, si exceptuamos que Junts pel no ha logrado sus objetivos plebiscitarios. Albiol siguió el camino que marcan todos los elegidos para la gloria por Rajoy y se dan, como dijo Barberá, una hostia de campeonato a las primeras de turno.

Si las elecciones catalanas iban a ser para los populares un termómetro de cómo van a salir las generales en Génova ya pueden decirle a Moragas que cambie la estrategia o no queda de ellos ni rastro.

Rajoy si tuviera dos dedos de frente no sería el candidato a las generales por el PP, pero ya sabemos que este hombre lo de poner a funcionar las neuronas lo tiene complicado.

Con estos mimbres los españolitos de a pie nos enfrentamos a las Generales antes de final de año. Nos toca una vez más usar la cabeza y el bolsillo antes que el corazón y el amor por los colores, que luego nos metemos en berenjenales de los que nos cuesta salir años, y si no que se lo digan a los catalanes que por si no tuvieran problemas han instalado la incertidumbre como President de la Generalitat.

Galiana

 

Anuncios

Acerca de Galiana

Escritora
Esta entrada fue publicada en Columna de opinión, Periodismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Consecuencias de votar con el corazón

  1. Eres como el agua pura y cristalina y una gran escritora

  2. Pero que bien me he quedado después de leer tu artículo. Gracias!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s